ellektra (ellektra) wrote,
ellektra
ellektra

  • Mood:
El año pasado una amiga y yo estuvimos un par de días en Londres, y pensaba poner las 3 fotos que más me llamaban la atención (aunque hay una 4ª que he olvidado pero es un poco tarde para buscarla) cuando se cumpliese un año. Pues bien, según los resguardos de los billetes, que metí en el álbum de fotos porque me sobraba espacio, resulta que el 6 de octubre de 2006 volvíamos de regreso a España desde el aeropuerto de Gatwick, de modo que las pongo hoy.

Me parece que el total debían ser 4 días pero perdimos el de ida y el de vuelta por los desplazamientos, así que eso fue una mierda. El primer día nos dedicamos a patear un poco-bastante Londres y el 2º museos y alguna compra. Mejor creo que copio lo que escribí al día siguiente de volver y luego las fotos, ok? Pues aquí va:

    * Martes:llegamos a Madrid con el tiempo casi justo para facturar las maletas. Nos pusimos como locas a buscar el mostrador de travelplan y no lo encontrábamos por ninguna parte. Ya pregunté en información y resulta que en realidad lo que había que hacer era ir directamente al stand de la compañía con la que salía el vuelo. Encima mi maleta pesaba un poquillo (no mucho pero algo sí) y me costaba llevarla en la mano, no quería sacar el mango para llevarla por las ruedas por si se estropeaba lo de dentro que andaba un poco roto. Y en el metro fue un asco, porque por tener que ponerme en la derecha tenía que sujetar la maleta con la izquierda y no soy zurda, así que... no es algo que quiera recordar.

    El avión tardó casi una hora en despegar por un asunto de papeles; cuando el tío lo dijo en spanish hubo gente que resopló y tal pero había calma general. Lo mejor fue cuando lo dijo en english, en ese momento los inglesitos perdieron toda la famosa flema británica (¿se dice así?, no me acuerdo) Cuando llegamos a Gatwick estaba lloviendo, no mucho pero llovía. Nos recogió un portugués mú salao que nos llevó al hotel. Tardamos como 2 horas o algo más en llegar al hotel, porque había un atascazo de la muerte, pero lo más impresionante era que la gente no daba bocinazos como hace la gente aquí porque creen que así se va a quitar el atasco no, allí simplemente esperaban a seguir. Es flipante.

    Cuando llegamos a recepción (en el hotel, en Londres) le dije a la tía algo, no recuerdo qué, y al final opté por darle el papelito de travelplan de la reserva y ella hizo en el ordenador todo el tema de la habitación. Nos dio las llaves y subimos a dejar las maletas. Como teníamos poco tiempo bajamos un poco a dar una pequeña vueltecilla y a comprar algo para la cena en un badulaque. Compramos 2 de cookies que estaban buenísimas, 2 batidos de chocolate pesadísimos, una botella de agua y una de pringles q no había probado porque creo que ese sabor no se vende en España. Con eso cenamos (mal) y desayunamos como pudimos. El desayuno: le pregunto al tío de recepción que a qué hora era y después de decirme la hora me pregunta el número de la habitación y me dice q no tenemos desayuno incluído, y nos habían reservado la habitación en régimen de "alojamiento y desayuno" pero nada, que no. La habitación era de lo más normalita. Había 3 toallas en al baño, no había champú ni gel, solo un par de rollos de papel higiénico. El lavabo estaba astilllado y en la bañera había una especie de mancha como de moho a la que preferí no acercarme demasiado.

    * Miércoles: nos levantamos tempranito, a las 9 ya estábamos en la calle. Inicialmente íbamos a ir al museo británico pero como hacía un día estupendo (justamente el que no estaba haciendo aquí ) y el museo no abría hasta las diez, tiramos  para delante y llegamos hasta picadilly. Bueno, el caso es que tiramos más adelante y cuando quisimos darnos cuenta estábamos al lado del parlamento y la torre del big ben. Vimos el Támesis (me quedé con ganas de bordearlo, de recorrer alguna orilla), foto por aquí, por allá, vimos tmb la abadía de westminster. Pasamos al lado del Downing Street y ni nos dimos cuenta. Y tirando más pa'lante llegamos al palacio de Buckingham, y como quedaba media horita para el cambio de la guardia y había un huevo de gente pues nos quedamos. No la pude ver, había tanta gente alrededor de la puerta que era imposible ver nada, vi lo de fuera, cuando llegan los soldaditos para hacer el relevo y nada más. Oír, oír los gritos que pegaban, la música que tocan cuando entran en el palacio y la que tocan dentro antes de salir los que son relevados; tocaron por ejemplo el tema de "misión:imposible" Fue muy divertido sin verlo, así que viéndolo tiene que ser mejor. Me llevé una pegatina que alguien había puesto en la verja del Buckingham, ponía "australia" así q dije "pues australia se va a españa", y me llevé la pegatina.

    Vimos la zona de las embajadas, y la española, como no, estaba en obras. Comimos en un mcdonald's cercano a Harrods. A mí me encantó mi bocadillo, estaba buenísimo, pero a mi compi no le gustó el suyo. Fuimos a Harrods luego. Vimos a Noël Gallagher de Oasis (esas patillas son inconfundibles), compré un tarro de café para mi mamá y un vasito muy mono para mi hermana. Las cosas como son, me hubiera gustado comprar un "osito beefeater" que valía 99 p en una tienda de souvenirs cercana al picadilly circus pero en fin, no pudo ser. Mierda. Esos almacenes son el colmazo de la pijería hortera. Ah, vimos el memorial que puso el dueño de Harrods a lady di y el dodi ese. Si hubiera tenido una cámara en condiciones le hubiera echado una foto para mi mamá, que le gusta lo de lady di.

    Fuimos tmb a la National Gallery. Me aburrí un poco. Entramos en una tienda de souvenirs y me pillé un abridor de botellas para mi papá y para mí un bolso con la bandera del reino unido estampada. Aquí fue donde me di cuenta de que tengo un serio problema con los bolsos, porque no sé ya los que tengo. Al llegar al hotel pillamos cosas de la máquina expendedora que hay abajo, yo pillé una ensalada de pasta que no estaba mala pero picaba un poco más de lo necesario para mi gusto. La tele londinense es un poco rollo. Aunque vimos Csi:nueva york en v.o.

    * Jueves: nos levantamos un poco más tarde. Bueno, yo no mucho más porque esos días he dormido un poco mal y me aburría estar en la cama. Fuimos al museo británico, vimos la piedra rossetta o como se escriba y vimos todo lo que se han dedicado durante años a choricear. Lo curioso es que hay un cuadro que te pone el por qué del expolio. Cuenta que no sé qué duque o lo que fuese se llevaba cosas, que luego fueron a parar a manos del reino unido y que cuando se llevaron todo lo que se llevaron Grecia estaba bajo mando de no sé quién (no sé si ponía otomano o algo así, vamos no creo, no me acuerdo de qué nación hablaba) y que la persona que gobernaba les dio permiso para llevarse esas cosas. Esa es su justificación para no devolver lo que robaron. Qué cachondos. Ellos y su verborrea británica. Ah bueno, pues que tienen de todo, incluyendo momias de gatos, momias de personas MUY bien conservadas (alucinantes) y ¡una momia de un pez! Eso sin contar un medio-templo griego que tenían en una sala, más o menos del tamaño del templo de Diana que hay en Mérida, pues algo así.

    Compramos bobaditas en las tiendas del museo. Yo me compré una regla, un lápiz y un boli, todo de gatitos; y para mi hermana le compré otro lápiz y un taquito de notas, todo de gatos, eh. Una mierda de regalos, pero no quería que me echaran la bronca en casa por gastar demasiado en souvernirs, que ya me ha pasado una vez. Después, lloviendo, fuimos a buscar algún sitio para comer porque los sandwiches que tienen allí... no sé cómo pueden comérselos, si es que dan repelús solo de mirarlos. Cada vez llovía más, y al final encontramos un pizza hut donde puedes comer en plan buffet, por comer buffet solo pizza, pepsi y unas patatuelas nos soplaron en total 15 libracas, hala.

    Luego nos pusimos a buscar lo del Sherlock Holmes, y no veas hasta encontar primero el Baker Street de las narices, y luego encontrar el museo. Esa calle es condenadamente laaaaaaarga. Vale, muy bonito. Ah, en lo que buscábamos la calle, entramos en un par de tiendas de souvenirs, ahí me compré una camiseta de tirantes con la bandera británica (again) y en la otra un gorro para el invierno, porque siempre voy con el mismo, y yo quería traerme un gorro de allí. Claro que viendo que los inviernos duran cada vez menos no sé si he hecho bien, pero bueno. Luego dimos vueltas y más vueltas para volver al hotel. Con lo fácil que hubiera sido dar la vuelta por el mismo sitio y pillar algo en un supermercado que vimos, pero paso. Total, que con la que caía y demás, estábamos en el hotel prontísimo. El resto de la tarde fue un aburrimieneeeeeeento increíble. Menudo coñazo. Yo venga a mandar mensajes a casa para ver si me quitaba el aburrimiento. Esa noche repitieron un capítulo de "mentes criminales", ¿sabes ese capítulo que siempre repiten cuando quieren repetir uno? ¿el de las gemelas que una era secuestrada? pues ese.

Este fue el día que llovió y nos calamos hasta los huesos, pero los británicos es que ¡no se mojaban!, flipamos cosa mala. Eran como los Dockers.

  * Viernes: nos levantamos superpronto. La maleta le dejé casi entera hecha la tarde anterior. Bajamos y nos recogió otro portugués que nos dijo que había que recoger a 2 personas más. No tengo ni idea de la de vueltas que dimos pero se me revolvió el estómago, y menos mal que a esa hora todavía no había comido nada porque a esas horas no me entraba. En el aeropuerto "tuve" que gastar 2 libras y media en una mierda de sandwich que sabía en el fondo que estaba asqueroso, era como los que había en las cafeterías del museo británico. Llevaba maíz, atún y unas hojas de no sé qué planta pero que es como si tú coges una planta de tu terraza, cortas 4 hojas, las lavas y algunas con el tallo vas y las metes en el sandwich, asquerosito. Me comí un cacho pero no todo, pero qué asco de sandwiches, en serio.

    Al pasar por el detector de metales, te tenías que quitar la chaqueta que llevaras puesta si tenías alguna puesta, y también los zapatos, y solo podías pasar un bulto. A mí eso no me parece seguridad. Es decir, en madrid como mucho te harán quitarte cosas de metal como anillos o cinturones, el reloj, etc, pero ¡¿los zapatos?!, me parece que tienen mucha paranoia. No van a ir más seguros por eso. Hombre, si quieren nos depelotamos todos y montamos una orgía, que parece que es lo que quieren. Y como en madrid son muy majos, por una reglamentación de barajas tuvimos que esperar no-sé-cuánto-tiempo para salir, debimos salir con unos 40 minutos de retraso. Aunque por lo menos esta vez nos dieron una bolsita de cacahuetes y algo de beber, que siempre se agradece.

    Nos quedamos en madrid un rato. NO ME GUSTA Madrid, lo siento, no quiero ofender a nadie pero es una ciudad que no me gusta  y que cuanto menos tiempo pase en ella, mejor. Y lo que quería era pirarme.

    Así que en cuanto llegué a casa. Deshacer la maleta, ducha, cena y a la piltra, que estaba que me caía.

Pienso volver a Londres, por supuesto. Es una pasada de ciudad, le da mil patadas a todo lo que he visto (que es poco, dicho sea de paso) y vamos, para volver y quedarse un tiempo. La gente es de un educado subido, es decir, tienen el "sorry" y el "thank you" pegados en la boca, aunque puede ser que por la espalda te pongan a caer de un burro, pero es que son así.

PD: programas de la tele británica: "la peor mascota de gran bretaña", otro de gente que se va al campo a reformar una casa, otro de gente que regenta hoteles y son una mierda de modo que piden ayuda para ver qué hacen mal, todo (excepto quizá lo de la casa en el campo) en plan "supernanny" pero en diferentes versiones. Por cierto, "supernanny" es una idea original británica (creo).

Vale, y ahora las fotos.

La bonita embajada española (o por lo menos creemos que era la embajada, tenía pinta), en obras:



El pasillo del hotel, que recordaba a mi amiga el de la película El Resplandor. La que va al fondo soy yo ;)



Juas, creo que hasta las estoy colocando en orden cronológico :P La última foto está hecha desde el aeropuerto de Gatwick, la que caía ese viernes, oye.


Y creo que no me dejo nada. Creo que hasta me podría acostumbrar a que conduzcan por el lado erróneo de la carretera y usen un sistema de medidas anticuado (tomaaa) Si algún día consigo devolverle a mi hermana el dinero que me prestó para el viaje, puede que vuelva.
Tags: i love london, my so called life
Subscribe
  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your IP address will be recorded 

    When you submit the form an invisible reCAPTCHA check will be performed.
    You must follow the Privacy Policy and Google Terms of use.
  • 0 comments