ellektra (ellektra) wrote,
ellektra
ellektra

El Profesor, de Charlotte Brontë

Título: The Professor
Autor: Charlotte Brontë
Wordsworth Classics
212 páginas


Escrita dos años antes de Jane Eyre, The Professor fue la primera novela de Charlotte Brontë y estaba basada en sus propias experiencias en Bruselas, aunque no fue publicada hasta después de su muerte. Es una historia de amor y duda en la que el héroe, William Crimsworth, trata de ganar dinero como profesor en Bruselas y encuentra su amor por  la buena chica anglo-suiza, Frances Henri, severamente puesto a prueba por la sensualmente seductora y manipuladora directora, Zoraïde Reuter. La novela desafiaba muchas de las expectativas profundamente arraigadas de la época y es una lectura esencial para entender a la autora y su trabajo.







Cuando completé mi colección de las hermanas Brontë, El Profesor fue la única novela de las hermanas que no quise comprar, pues nunca me interesó. Sabiendo que Vilette está también basada en la experiencia de Charlotte como profesora en Bruselas no veía razón alguna para emplear mi tiempo en leer su novela menos conocida, pero por alguna razón en una de mis últimas visitas a la biblioteca decidí darle una oportunidad. La sinopsis es suficientemente intrigante y la longitud (poco más de 200 páginas) garantizaba que no sería una pérdida de tiempo.

Bueno, no voy a decir que he perdido mi tiempo, eso es imposible con las hermanas Brontë, pero desde luego no es mi novela favorita. El libro es corto, sí, pero he tardado en leerlo mucho más de lo que tardé en leer La ladrona de libros, de Zusak, que empecé a leer cuando llevaba algo más de la mitad de El Profesor, y que sin embargo, terminé antes. Reconozco que el libro tiene sus puntos fuertes, como por ejemplo esa pequeña denuncia sobre las condiciones laborales de los empleados en las fábricas o lo adelantada que resultaba el personaje de la señorita Henri, que después de casada quería seguir trabajando y realizar sus sueños profesionales. Pero tanto Crimsworth como Henri, pese a ser buenas personas, me cayeron mal, sobre todo él. El muy tolai no se entera que no se puede juzgar el carácter de una persona analizando sus rasgos faciales ni su cuerpo y desde luego no debería ser tan condescendiente como es. Me cayó tan pero tan mal que probablemente es por esto por lo que me ha costado tanto terminar el libro.

Hay un cierto prejuicio contra los católicos, a los que se considera amorales y carentes de honestidad, y si bien no es una crítica excesivamente dura, sí es persistente a lo largo de la novela. Los personajes de moral dudosa o con actitudes directamente malvadas (o como poco, cuestionables) suelen ser los católicos y Charlotte Brontë considera en su narración que la propia doctrina católica es responsable por esas faltas. No voy a ser yo quien defienda al catolicismo pero me parece un poco fuerte asumir que la religión que uno tenga es culpable de sus defectos y no la propia persona. En mi opinión, si Crimsworth y Henri son mejores personas que el resto no es por el hecho de ser protestantes (de hecho, creo que Henri es católica pero se siente más inglesa), sino por el hecho de ser ellos mismos. Es la educación que uno recibe por parte de familia y amigos la que más influye.

Si lo escribió es porque obviamente fue testigo de comportamientos como los que describe, y probablemente por parte de personas de religión católica, pero asumir que sus faltas personales se deben a su religión es sencillamente tener prejuicios y personalmente me ha molestado bastante a pesar de no considerarme creyente.

El libro me deja una pequeña sensación de fanfic. Se sabe por algunas cartas escritas por Charlotte que sufrió un desengaño amoroso en Bruselas, al enamorarse de un hombre casado que daba clases allí. De manera que en mi cabeza esta historia sería como si Charlotte fuese la señorita Henri y Williams Crimsworth el hombre del que se enamoró. No estoy diciendo que Charlotte Brontë sea Frances Henri pero sí que Frances Henri tiene un final en su historia que Charlotte no pudo disfrutar en la vida real.






Teniendo en cuenta lo positivo y lo negativo de The Professor, no me parece un libro recomendable a no ser que se tenga muchísimo interés por leerlo todo sobre las hermanas Brontë. Es corto pero no se hace corto. El texto es en ocasiones demasiado descriptivo, buena parte del escaso diálogo está en francés y sin opción a traducción, y hay cierto tufillo moralista (la honestidad, el trabajo duro, etc) tan típico en la autora, que a veces se hacía un poco cuesta arriba en esta ocasión. No quiero que parezca, sin embargo, que no me gusta la prosa de Charlotte. En ese aspecto The Professor es tan buena como cualquiera de sus otras obras, pero los personajes no me han atrapado en esta ocasión, y por eso no me parece tan recomendable como Jane Eyre.
Tags: brontë, libros, libros:2013
Subscribe
  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your IP address will be recorded 

    When you submit the form an invisible reCAPTCHA check will be performed.
    You must follow the Privacy Policy and Google Terms of use.
  • 2 comments