ellektra (ellektra) wrote,
ellektra
ellektra

(13) Batgirl: Año Uno

Título: Batgirl: Año Uno
T.o: Batgirl Year One
Planeta DeAgostini
215 páginas

Antes de que el Joker se cruzara en su camino, antes de convertirse en Oráculo, una talentosa y entusiasta joven llamada Barbara Gordon se enfundó por vez primera el disfraz de Batgirl. Todo un desafío, cuyo buen término dependía de su habilidad para ocultarle la verdad a su padre, el comisario de policía de Gotham City, mientras ponía todo su empeño en hacerse merecedora del consentimiento y la aprobación del Caballero Oscuro.




Reconozco que ha estado interesante pero poco más. No soy una gran fan de los ayudantes de Batman, a Robin directamente le odio, y Barbara Gordon me resulta más interesante como Oráculo que como Batgirl, pero al menos este cómic cuenta una historia algo más interesante que la estúpida forma en que el personaje fue introducido (y cambiado) en la película Batman y Robin. Aquí conocemos a una Barbara Gordon que tiene una carrera, que es un hacha buscando datos y más lista que el demonio. Primero quiere ingresar en el cuerpo de policía pero es más bajita de lo requerido y su padre no está de acuerdo con su decisión, así que un poco por casualidad y otro poco por su propia voluntad, Barbara acaba combatiendo el crimen disfrazada de una versión femenina de Batman.

¡Lo que puede hacer una simple fiesta de disfraces! Barbara solo se disfrazó como Batman para cabrear a su padre en una fiesta a la que acude medio cuerpo de policía pero entonces aparece un villano llamado Polilla Asesina, y de forma casual Batgirl hace su aparición en la escena de superhéroes de Gotham City. La verdad es que a la chica no se le puede reprochar pasividad.  De un modo u otro quiere ayudar a limpiar las calles, ¿o quizás es solo que no puede estarse quieta? El caso es que a lo tonto acaba convertida en Batgirl, bautizada por la prensa, y llamando la atención de Batman y Robin, que deciden ponerla a prueba y ver si da la talla. Por experiencia propia, Barbara sí hace la conexión riqueza-superhéroe.



La historia no es realmente nada del otro mundo, es la típica situación en la que un nuevo villano pone un poco las cosas patas arriba, con el añadido de que el villano es más que patético y difícilmente puede ser llamado “villano” POLILLA ASESINA. ¿Qué clase de nombre es ese?, ¡si la mitad de las veces las que mueren son las propias polillas! ¿Se le puede matar con cantidades industriales de alcanfor? Quién sabe. En realidad Polilla Asesina es la versión pobre y cutre de Batman. Donde Batman es un multimillonario con clase y un montón de juguetitos, Polilla Asesina vive en una mansión destartalada porque lo ha perdido todo (aunque no te dicen exactamente debido a qué) y tiene un montón de ideas ridículas para hacerse un nombre en Gotham como la versión villana de Batman. Si Batman protege a los inocentes, él quiere proteger a los mafiosos. Mafiosos que ya cobran por protección y que deberían, según él, pagarle por ser protegidos de Batman. Patético total. Y tiene un montón de ideas absurdas sobre sus juguetes: tener un Polillacóptero, una polillavagoneta, un… bueno, todas esas cosas con el “polilla” delante como Batman tiene sus batmotos y sus batcosas. Por si fuera poco, tiene un cutre foco con la forma de una polilla y que le ofrece a los malos para que la iluminen hacia el cielo y así le avisen de cuando le necesiten. Ni qué decir que le echan a patadas.

Me debatía todo el tiempo entre la lástima y el descojone pero más de esto último, que para eso estaba el pobre. Luego se alía con otro tipo que sí quiere liarla parda de verdad y que no es tan patético como él, pero sobra decir que la cosa no acaba bien para ambos, como es lógico XD

Robin... pues este Robin me gusta. Tiene una especie de cuelgue raro por Barbara, así que creo que para él lo de probar a Batgirl es una forma de ligar con ella, aunque no tenga posibilidades porque es algo joven para ella. No es tan cargante como el Robin de Victoria Oscura, quizás porque es más mayor, o quizás porque probablemente es otro Robin distinto, y eso se agradece. Es gracioso y algo caradura, tiene carisma, y por eso me ha caído bien. Lo poco que se ve de su relación con Batman indica que son más como hermanos y no tanto padre e hijo, como es retratada su relación en otros cómics. Vamos, majísimo. Me encanta.



No sale Catwoman a excepción de un maniquí en la sala de entrenamiento personal de Batman, al estilo de los X-men, y Batgirl le rompe el cuello de un manotazo así que no cuenta. Lo que sí me ha gustado es este pequeño detalle en una viñeta en la que se ve a Gordon leyendo un periódico y un titular que dice “gata ladrona roba diamantes” PERFECTO. Es justo el típo de Catwoman que me gusta, la ladrona que roba cosas por necesidad o por gusto, pero que haga cosas guays. Una lástima que no haya tenido alguna interacción con Batman en este cómic, me habría gustado verlo. Pero como esto trata sobre Batgirl, serían demasiados personajes, supongo. Bruce/Batman solo parece tener tiempo para un número limitado de personas en su vida.




¡Voyeurismo, jaja!


Eres un antisocial, Bruce. Bueno, de hecho hasta Alfred hace un comentario acerca de la lista de cosas raras que tiene su señor Wayne. ¡Y tiene razón! Como tantos otros héroes que de puro milagro no acaban convertidos en asesinos en serie, ¡Bruce vio morir a sus padres! Y al contrario que, por ejemplo, Harry Potter, Bruce sí deja que la rabia guíe su vida. Es gracias a la ira y al dolor que sigue adelante y combate a los criminales de Gotham, así que no me extraña el chistecito que le suelta Alfred. Sassy!Alfred es mi favorito. Pero es cierto que de todos los héroes que conozco, Batman es el que está más cerca de convertirse en villano. Camina constantemente sobre esa delgada línea que separa al héroe del criminal. No es Rorschach pero casi.

Una cosa que me ha gustado mucho es que hacen referencia a La Liga de la Sombras. No los nombran pero Robin le habla al comisario Gordon y a Batgirl sobre el viaje que Batman ha tenido que hacer al Tíbet, lo que lleva a un par de chistes y la incredulidad de la hija de Gordon. No deja de tener su gracia. El pobre dice la verdad pero obviamente no le cree nadie.




Por cierto que la relación de Batman y Gordon no es tan cercana como la recordamos de las pelis de Nolan. Gordon colabora con Batman, o más bien le deje hacer, porque no le queda más remedio. Y si bien no está tan en contra de él como lo puede estar otro sector dela policía, tampoco es que le vaya a mandar flores.

Casi me olvido de mencionar a Canario Negro y Flecha Verde. Salen un poquito y ella hasta forma equipo con Batgirl pero Canario Negro está a otro nivel. ¿O debería hablar de Black Canary y Green Arrow? Ya que no traducimos el nombre de Batman ni el de Catwoman, no veo qué sentido tiene traducir el de estos dos. El caso es que pese a lo gayer que parece él, los dos tienen un rollete. También aparece un tipo vestido de no-sé-qué, una especie de hombre travestido de Catwoman, porque no se me ocurre mejor forma de describirlo. ¡La de bichos raros que hay en esa ciudad!

Resumiendo, una historia entretenida. En mi opinión no es tan recomendable como otras que he leído de Batman, las de Jeph Loeb o el Hush ilustrado por Jim Lee, pero está bien si te pasa como a mí, que no hago más que buscar tomos de la JLA en la biblioteca pero nunca los encuentro. A falta de pan... El dibujo de Batgirl: Año Uno está hecho por españoles y, aunque no está nada mal, no le llega al nivel de Jim Lee, pero se deja leer.



Tags: batman, dc comics, libros, libros:2013
Subscribe
  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your IP address will be recorded 

    When you submit the form an invisible reCAPTCHA check will be performed.
    You must follow the Privacy Policy and Google Terms of use.
  • 2 comments