ellektra (ellektra) wrote,
ellektra
ellektra

  • Mood:

2012. Libro 4

Título: Star Wars. Episodio I: La Amenaza Fantasma
Título original: Star Wars. Episode I: The Phantom Menace
Autor: Terry Brooks
293 páginas.

Resulta curioso que para la novelización del episodio I de Star Wars hayan escogido a Darth Maul para la portada. Y digo curioso porque si le tengo que buscar algún fallo a la novela es que no aprovecha para desarrollarlo más que en la película. Me hubiera gustado saber más sobre él, cuándo empezó su entrenamiento Sith y qué le llevó a ello. ¡Quiero saber más de él!

Por lo demás, los que más me han gustado han sido Qui-Gon Jinn y Anakin Skywalker, éste último por ser un completo amor. Lo buenísima persona que era de niño y en lo que se convirtió más tarde… cómo duele.

Vamos por partes, como siempre.



Jar-Jar Binks no me ha resultado ni la mitad de odioso que en la película. A veces puede sacar algo de quicio, como a Obi-Wan, que prefiere hacer como si no existiese, pero en general no le veo tanto como ese hijoputa que lo arruina todo y sí más como esa criatura cuya inocencia lo mete en líos que él mismo desearía evitar si supiera cómo. Sigo odiando la forma en la que hablan los gungan, que en general me parecen gilipollas, pero bueno, allá ellos en su charca.

Otra cosa que me ha llamado la atención es el conflicto que aparece entre Obi-Wan y Qui-Gon. Hay diferencias entre los dos por la forma distinta en que entienden y hacen uso de La Fuerza. A Obi-Wan le desespera cada vez que Qui-Gon se desvía de la misión encomendada para ayudar a cualquiera que se le pone de por medio si está en su mano ayudarle (y por lo general suele ser así), y además es mucho más rígido que Qui-Gon, más al estilo de Yoda o Mace Windu pero sin llegar al nivel de estatua fría y rígida de este último.  

Qui-Gon es más hippy, tiene una interpretación de La Fuerza más natural y liberal, más flexible, más como la vida misma, por decirlo de algún modo. Y al igual que Anakin, pues los veo bastante similares en algunos aspectos, es muy cabezota y no para hasta conseguir su objetivo cuando de verdad cree en algo. Incluso va tan lejos como enfrentarse al Consejo Jedi cuando les dice que está seguro de que Anakin es el elegido que traerá el equilibro a La Fuerza.

De manera que cuando se empeña en ese asunto, ahí surge el primer conflicto grande entre Maestro y padawan, pues está dispuesto a dejar marchar a Obi-Wan, a considerarlo preparado para ser Caballero Jedi, y adoptar a Anakin como padawan. Para ellos, que tienen una relación muy de padre/hijo, supone un momento muy desagradable en el que incluso dejan de hablarse. Es como si se abriese una brecha enorme entre ellos y afortunadamente la logran cerrar antes de la muerte del Maestro. La cercanía en su relación es lo que hace que al final, cuando él muere, Obi-Wan se empeñe también en entrenar al muchacho, a pesar de que él no está tan convencido de que sea el elegido; es más, incluso le promete a Yoda que lo vigilará de cerca. Obi-Wan muestra una frialdad ante Anakin que no sé si viene motivada solo por su rigidez como Jedi o por los celos al verse algo desplazado una vez que Anakin entra en la ecuación Qui-Gon/Obi-Wan.

Que el Consejo Jedi acceda a entrenar a Anakin al final de la historia me parece algo pillado por los pelos. Cuando conocen a Anakin y perciben el miedo que tiene dentro, se oponen al 100% a entrenarlo pero luego se muere Qui-Gon y de repente dan el sí. No sé si es por conceder el deseo al recién fallecido o si viene motivado por el hecho de que Anakin destruye el acorazado de la Federación de Comercio medio por La Fuerza / medio por casualidad (sí, lo sé, más por La Fuerza, como Luke en el episodio IV; pero al menos Luke sabía lo que estaba haciendo). Pero en general nunca entiendo al Consejo Jedi en nada de lo que hacen así que como para ponerme a entender esto.

Por ejemplo, me parece horrendo que los niños que muestran la presencia de La Fuerza sean apartados de sus padres con tan sólo 6 meses de edad. Estoy muy sorprendida de que no tengan una alta tasa de asesinos en serie porque con ese tipo de entrenamiento son todos unos Dexter en potencia. Mejor tener la capacidad de amar (eso en lo que insistía tanto J. K. Rowling) que carecer por completo de ella. Digo yo.

El caso es que creo que gran parte del empeño de Qui-Gon por entrenar a Anakin viene del hecho de que es su padre. PORQUE LO ES. Lucas, métete tus midiclorianos engendra-Anakins por dónde te quepan. Las miraditas que se echan Shmi y Qui-Gon, que se miren y sepan sin hablarse lo “especial” que es el niño (y ya te digo que es especial), o que él recuerde cuando llegan por primera vez a Tattoine que ya estuvo una vez anterior en ese planeta dejado de la mano de Dios… a mí me parece algo sospechoso. Ya me vas a contar para qué se va a recordar que estuvo ahí años atrás si luego no vuelve sobre el tema. Para mí esto es canon.

Para muestra, un pequeño botón:

-Gracias – estaba diciendo su madre suavemente.

-Cuidaré de él. Tienes mi palabra.- La profunda voz del Jedi era cálida y reconfortante-. ¿Estarás bien?

ESOS DOS ESTABAN LÍADOOOOOOS.

De paso eso explicaría también las similitudes de carácter que veo entre Qui-Gon y Anakin. Los dos son muy cabezotas, están dispuestos a ayudar a quien se ponga por medio y si tienen que ser más flexibles y pasarse por el forro las rígidas normas de la Orden Jedi, pues lo hacen. Y de paso creo que entre los dos ayudan a Obi-Wan a ser más paciente =) Obviamente Qui-Gon es más mayor y más sabio que Anakin, pero aparte de eso, los dos tienen una capacidad de amar y ayudar al prójimo de la que ya podrían aprender en el Consejo Jedi. Yo creo que es algo muy positivo. La forma general en que los Jedi usan La Fuerza y se entrenan en su uso es demasiado rígida y jerarquizada y creo que debería servir para ayudar a todo el mundo. Me recuerdan un poco a la historia de la Iglesia.

Volviendo a Anakin, Qui-Gon es bueno pero no idiota: hasta él ve el conflicto interior de Anakin, pero ello no le impide ver lo bueno que hay en el muchacho, y hay mucho.

Una de las cosas que he adorado del libro es que te permite ver lo buenísima persona que era Anakin de niño. Estaba tan lleno de amor y siempre estaba dispuesto a ayudar a los demás. Cuando ganó la carrera de vainas y Qui-Gon vende su cacharro (¿vaina?), Anakin reparte el dinero entre su madre, sus amigos, y alguna otra persona que sabe que anda necesitada. Antes de eso, usa el poco dinero que tiene para invitar a sus colegas a tomar algo, aunque eso supone que él se queda sin tomarse nada porque no le llega el dinero para todos. ¡Es lo más riquiño! Es muy buen chico y no tiene la culpa de no saber manejar sus emociones, bastante tenía con ser esclavo y seguir vivo e indispensable para su amo. Luego le ves cuando  se da cuenta de que echa de menos a Padmé, de que la ha perdido, y el pobre no sabe qué hacer con sus sentimientos. La frustración le lleva a meterse en una pelea con alguien que le incordia, y ahí se ve el germen de lo que está por venir más tarde =(

Que sea tan bueno y al mismo tiempo tenga tantos problemas para lidiar con la pérdida de los seres queridos es algo que creo que queda desaprovechado luego en el episodio II, donde de repente solo es un niñato repelente, creído y quejica. ¿Por qué no siguieron por esta línea? Entiendo que si desde niño eres tan bueno en el uso de La Fuerza y además oyes decir que eres el Elegido (suponiendo que se enterase, que no lo sé), al final te lo acabas creyendo, pero me parece más interesante este Anakin tan encantador y al mismo tiempo tan atormentado. Porque a pesar de las reticencias de Padmé, podría entender que se enamorase de Anakin si fuese más como este y no como el gilipollas con pésimas técnicas de ligue que vimos en el ep.II.

Aun así, creo que puedo hacer un esfuerzo y entender por qué Padmé se cuelga por él luego siendo tan gilipollas. Ella es muy joven y aun así es muy madura y sabia. A veces me pregunto si ha tenido infancia en absoluto, o adolescencia, del tipo de disfrutar de la vida y hacer algo el tonto. Porque siempre ha sido como muy  correcta y por eso creo que cuando conoce a Anakin en su etapa gilipollesca, hay una parte en su cerebro que le dice “Party!” y por eso acaba cayendo en sus “redes”. Es la única explicación que se me ocurre, la edad del pavo tardía. Pero ese es un tema del episodio II y me estoy desviando.

Lo de Anakin por Padmé estaba escrito en las estrellas sí o sí. Desde el momento en que ella entra en la tienda de Watto, antes incluso de verla, ya la siente, y desde tan niño sabe que algún día se casará con ella. Ese momento me recordó a cuando el músico Johnny Cash conoció a June Carter y le dijo exactamente lo mismo. Y lo hizo =) Obviamente, Anakin es muy niño todavía y a ella le cuesta verlo como algo más pero como él mismo le dice “no siempre seré un niño” El pobre la quiere tanto…. La gran putada es que no puede ser Jedi y casarse con ella pero si no es Jedi no tiene otra oportunidad en la vida (quizás) de salir de ese agujero. Así que si el niño tenía ya poca frustración por tener que separarse de su mamá, añádele otro conflicto más. Otra razón más por la que la Orden Jedi me saca de quicio a veces. Si no tuvieran unas normas tan estrictas, esto habría supuesto un dolor de cabeza menos.

Por cierto, qué llorera me pegué cuando Darth Maul mata a Qui-Gon. Obi-Wan llora desconsolado y con él lloro también. Pobrecillo =(



Tags: libros, libros:2012, star wars
Subscribe
  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your IP address will be recorded 

    When you submit the form an invisible reCAPTCHA check will be performed.
    You must follow the Privacy Policy and Google Terms of use.
  • 4 comments