ellektra (ellektra) wrote,
ellektra
ellektra

El Largo Halloween + Victoria Oscura [relectura]






En los albores de su cruzada contra el crimen, el Caballero Oscuro trata de descubrir la identidad de Festivo: misterioso homicida que, aprovechando fechas señaladas del calendario, está perpetrando una serie de asesinatos. Con las familias criminales de Gotham en pie de guerra, Batman tan solo contará con la ayuda de James Gordon y Harvey Dent para resolver este caso... (eccediciones)



Cuando leo mi anterior reseña de El Largo Halloween (ELH), me doy cuenta de que mi reseña de ELH no era tan larga como la de VO. Al leerlo lo que más me llama la atención es lo mucho que se nota su influencia en las películas de Christopher Nolan. En mi última relectura fue lo que más destaqué, y como resultado no profundicé en los personajes y lo que les ocurre durante la historia.

Para mí, la mayor baza de ELH es el misterio en torno a la identidad del asesino conocido como Festivo, pero más allá de eso no me llama la atención. Quizás por eso a muchos les parece que VO es inferior, porque la trama gira en torno a otro asesino que deja pistas en la escena del crimen y a este lo llaman El Ahorcado. Pero eso son detalles de Victoria Oscura y ahora quiero estar con ELH y hacerle un comentario algo más decente.




El personaje más interesante es Harvey Dent. La dualidad de su personaje ya se hace patente cuando todavía no es Dos Caras. Es un hombre que actúa dentro de la ley pero que ve con buenos ojos que Batman se salte la ley cuando haga falta si eso da como resultado darle su merecido a los malos. Digamos que se siente atado por la ley y la corrupción que permite que los Falcone y otros criminales se libren de las penas a las que son condenados (o que no sean condenados en absoluto) Todo ello le provoca una frustración que estalla cuando le lanzan el ácido a la cara y pasa a ser Dos Caras. A mí me gusta compararlo un poco con Gollum porque al convertirse en Dos Caras a veces tiene conversaciones consigo mismo, al estilo de las que tenían Gollum y Smeagol en Las Dos Torres.

En cierto modo su personaje en esta historia me recuerda al de Selina Kyle en TDKR en cuanto a que ambos creen que hacen más por el prójimo que el millonario Bruce Wayne, a quien consideran un niño mimado, criado entre algodones. Harvey le tiene algo de manía a Bruce. Le ve con sus millones y su gran casa mientras que él tiene que trabajar muchísimas horas para tratar de poner tras las rejas a los criminales, para ver a los pocos minutos como salen de prisión o evaden las penas gracias al dinero de los sobornos. Ni Selina en TDKR ni Harvey Dent en ELH saben que Bruce Wayne es el famoso Batman y que en realidad se equivocan y no sólo al señor Wayne le preocupa la lucha contra el crimen sino que hace todo lo que está en su mano para erradicarlo en Gotham.

El deseo de saltarse la ley y la frustración que siente llevan a Dent a pedirle a Gordon una reunión con el enmascarado y en la azotea de la comisaría de policía alcanzan un acuerdo de luchar juntos para atrapar por fin a los mafiosos que tienen el control de la ciudad. Una escena que Nolan llevó (en su estilo, eso sí) a la película El Caballero Oscuro (TDK):




(c)


Sin embargo, una diferencia notable entre TDK y ELH es que en ELH Harvey y Jim Gordon no tienen una relación tirante sino todo lo contrario: son viejos conocidos que incluso quedan para jugar a las cartas y se conocen bastante mejor de lo que puedan conocerse Jim y Batman, por ejemplo. En ELH, Gordon y Batman están todavía conociéndose, tratando de ver qué sale de su colaboración. Confían el uno en el otro por necesidad, más que nada.

Hablar de Bruce/Batman es siempre complicado para mí. A veces no entiendo por qué es mi héroe de cómic favorito si en realidad le quiero partir la cara la mitad del tiempo. Es un Gary-stu como no he visto en mi vida. Un niñato emo-depresivo que se empeña en cargar él solo con la responsabilidad de acabar con el crimen de Gotham, por una promesa que les hizo a sus padres. Unos padres que, de estar vivos, estoy segura que preferirían que su hijo tuviese una vida más normal y sana. Bruce sufre porque quiere, está sólo porque quiere. Quizás si entendiese que no es la única persona de Gotham, ni por supuesto del mundo, que ha pasado por un trauma semejante, sería un adulto con una salud mental mucho mejor y disfrutaría de la vida. Por supuesto, nos quedaríamos sin Batman y DC Comics sin su principal fuente de ingresos.

Esta actitud suya ante la lucha contra el crimen empeora cuando ve el daño que causa en Harvey Dent y Gordon el triunvirato que ponen en marcha. Por una vez ganan los buenos pero el precio que pagan por ello es muy grande y Bruce acaba sintiéndose responsable de lo ocurrido a Dent. Ello hace que luego en VO esté tan empeñado en encargarse de todo él sólo y aparte de su vida a Selina. Se convence de que es tarea suya y de nadie más. Al menos hasta que incomprensiblemente Dick Grayson se hace un hueco en su vida como el Chico Maravilla.

Yo siempre he pensado que a Dent le habría pasado lo mismo de todas formas pero a veces Bats no ve más allá de sus narices. Y lo de hacerse el mártir le gusta demasiado. Por eso prefiero al personaje tal como lo escribió Christopher Nolan. A pesar de que en él todavía reconozco al Bruce del cómic, en las películas es más estable emocionalmente y acaba por aprender de sus errores y evoluciona.




El diseño del traje de Catwoman que hace Tim Sale no me satisface. Esas orejas gatunas tan grandes, los bigotes que no vienen a cuento y una cola que no sirve para nada. Pocas veces he visto un traje tan poco práctico. Definitivamente, no es mi diseño favorito. En cuanto al personaje no puedo decir mucho. Su verdadero interés en esta historia no queda claro hasta el final de VO, por lo que aquí aparece más como villana ocasional y para protagonizar momentos de mucha ust entre ella y Batman; aparte de alguno con Bruce.

Es interesante su tira y afloja con Batman y el hecho de que Bruce sea tan cateto de no asociar diálogos que tiene con Selina y Catwoman, casi calcados porque son la misma persona. Tanto que presumen los fanboys de turno de lo buen detective que es Batman (y se quejan de que esa característica esté prácticamente ausente en las pelis de Nolan) y luego el muy cateto no es capaz de hacer la conexión.

Lamento decir, pues, que en ELH Catwoman es poco más que un interés amoroso para Bruce cuando es Selina y una villana cuando lleva el traje, aunque en realidad ella tenga su propia historia en todo el asunto. Debería aclarar de todas formas que considerarla una villana está mal, en mi opinión, porque no es que sea mala, es que la han dibujado así. Al menos no creo que ella se vea así. Sencillamente hace lo que hace como quiere y cuando quiere, como todo buen gato, y si eso es visto con malos ojos por la sociedad y por Batman, pues mala suerte. Lo que define a los gatos no es únicamente su forma estilizada de moverse, sino su independencia y su capacidad de adaptarse y sobrevivir. Esas características están aquí, pero como no deja de ser un personaje secundario, no están del todo exploradas, no como en TDKR.

Batman duda de ella constantemente porque se pregunta de qué lado está y en realidad Catwoman no está del lado de nadie, sólo del suyo propio. Si tiene que aliarse momentáneamente con los malos para conseguir lo que quiere, lo hace y sanseacabó.

"Esta ciudad no es lo bastante grande para dos maníacos homicidas" dice El Joker, que tiene un papel secundario en la historia. Al tipo no le hace demasiada gracia que haya otro criminal por ahí robándole protagonismo y está dispuesto a cargarse a quién haga falta para hacer desaparecer a Festivo. Papel pequeño pero muy jokeriano.

En resumen, la historia sigue pareciéndome buenísima y la recomendaría toda mi vida a cualquier persona, fan o no de DC.







Tras desentrañar el misterio de Festivo, Batman observa la repetición de un patrón criminal similar, con los agentes del Departamento de Policía de Gotham en el punto de mira. Apodado el Ahorcado, este asesino pondrá en jaque al Caballero Oscuro, preocupado por la escalada de violencia protagonizada por la clase criminal que asola la ciudad… pero también por la atención que requiere su nuevo pupilo: un Dick Grayson llamado a convertirse en Robin, el Chico Maravilla. (eccediciones)


Nada que añadir a lo que escribí la última vez sobre Victoria Oscura. Aquí está el post original: http://ellektra.livejournal.com/289580.html
Tags: batman, dc comics, libros, libros:2014, relecturas
Subscribe
  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your IP address will be recorded 

  • 2 comments