ellektra (ellektra) wrote,
ellektra
ellektra

(12) It isn't what we say or think that defines, it's what we do

Título: Sense and sensibility
Autor: Jane Austen
Wordsworth Classics
373 páginas

Sense and sensibility es la historia de 2 hermanas, Marianne y Elinor Dashwood, que están tan unidas como diferentes puedan ser sus personalidades. Mientras que Marianne es mucho más sensible y alocada que su hermana, y más propensa a exteriorizar sus sentimientos, Elinor es la voz de la razón en la familia Dashwood y suele ser mucho más reservada y controlada. Pero tanto una como otra se enamoran y sufren desengaños amorosos que sobrellevan de distinta forma, acorde con su carácter, para al final tener el característico final feliz made in Austen.





Mi opinión general del libro es que me ha gustado bastante pero no más que Orgullo y Prejuicio. He tenido el mismo problema con el principio de ambos libros, bastante pesados durante las primeras páginas, y por algún momento hasta me planteé dejar de leerlo, pero perseveré y una vez pasado el momento en que las hermanas Dashwood viajan a Londres me enganché y no lo solté hasta el final. La mayor diferencia quizás es que S&S es mucho más denso, quizás porque hay mucho más estudio de personaje y no tantas fiestas como en la otra novela.  Definitivamente “denso” es la palabra que mejor lo define. Y quizás es también la razón por la que me ha gustado, no por las historias de amor, que personalmente me parecieron bastante secundarias en este caso, sino por la familia Dashwood y en especial por Marianne y Elinor.

No sé si me siento más identificada con una o con la otra, solo sé que AMÉ su relación y como pese a ser tan diferentes y darse tantos problemillas con su forma de ser (te miro a ti, Marianne), se siguen queriendo con locura y siempre se apoyan la una a la otra. Son una auténtica piña. No solo sufren con sus desgracias personales sino también con las de la otra, y cuando padecen son capaces de darse cuenta cómo puede afectar eso a la otra persona. No sé, que sean tan diferentes pero aun así se cuiden tanto y se sigan queriendo igual, y lo que es más, que no se reprochen el comportamiento de la otra aun cuando no les parezca correcto o les duela, me pareció impresionante. Eso no es amor, es mucho más que amor. Y esto es lo que ha hecho que el libro reciba algo más que mi aprobado.

La parte “buena” que le veo a toda la narrativa es que al no centrarse exclusivamente en una historia de amor, le da a Austen la posibilidad de describir más la sociedad y las diferencias y todo ese tema de los matrimonios acorde con la renta de cada persona. Hubo algún momento en que me preguntaba si estaba leyendo a Austen o Charles Dickens porque aquello parecía que no iba a tener un final feliz y de hecho iba preparada para ello, hasta me parecía un final lógico con el que estaba contenta. No es que quisiese que Marianne y Elinor se quedasen para vestir santos, porque sufrí mucho con ellas cuando lo pasaban mal por Edward o por Willoughby, pero me parecía lo más normal viendo cómo se desarrollaban los acontecimientos. Y por esto mismo no estoy tan contenta con el final, me pareció demasiado conveniente. O sea que al final Lucy Steele los tenía a todos engañados y Edward y ella hacía tiempo que no se querían pero él no se atrevía a romper con el compromiso y luego ella se casa de rebote con Robert, el hermano de Edward. Con lo que Edward es libre de proponer matrimonio a Elinor y luego, como era de suponer, Marianne se casa con el Coronel Brandon. Me parece perfecto que tengan su final feliz pero es todo, como dije antes, demasiado conveniente. El caso es que por muy tramposa que me pareciese Austen a la hora de resolver el tema Edward/Elinor, eso todavía lo acepto porque emplea páginas en describir su enlace y tal, las que no usó en toda la historia anterior, cuando estaba más ocupada en Marianne y sus locuras con y por Willoughby. Lo de Marianne y Brandon me parece más pillado por los pelos. Él me parece adorable y es un bendito, y me encantó cómo Marianne aprende algo de todo lo sufrido y madura tras el engaño y la fiebre que padeció, así que era obvio que aprendería a ver al Coronel Brandon con otros ojos, pero como no pasa de ahí la descripción de cómo se enamora de él, pues me pareció un poco bleh. Si a eso le añades que en medio de la historia a mí me dio por shippear Edward/Marianne y Brandon/Elinor, pues se lió parda. ¡Ni siquiera sé por qué lo hice pero lo hice!

No tengo nada en contra del canon, pero mi imaginación a veces vuela demasiado libremente.

En el fondo hice casi lo mismo que la señora Jennings, que por cierto es uno de los personajes que más me gustaron del libro; por muy cotilla que fuese en el fondo era una buenísima persona y me reí mucho con ella. No tanto con la señora de John Dashwood, ¡menudo  mal bicho! Desde el principio hasta el final me pareció una cabrona de cuidado. De Willoughby no sé qué pensar. Ya sabía de antemano que no se casaría con Marianne pero descubrir que era un libertino me pilló un poco por sorpresa, a pesar de que Austen mete siempre el típico personaje que parece un caballero pero que luego es todo lo contrario. Una pena que al final sí se enamorase de Marianne, cuando ya no podía hacer nada para borrar todo lo que había hecho antes y su estilo de vida. Pero mira, mejor para el pobrecito Brandon.

Ahora solo me falta encontrar un rato para ver la adaptación de 1995 y ver qué tal está =)
Tags: jane austen, libros, libros:2013
Subscribe
  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your IP address will be recorded 

  • 4 comments