ellektra (ellektra) wrote,
ellektra
ellektra

  • Mood:

Amor y odio en el cine de Baz Luhrmann.

¿Otra vez tengo que hacer uno de estos? Sí, otra vez, qué pesadez. Si, como supongo, estáis cansados de este tipo de post, no os preocupéis porque lo ha escondido todo debajo de un lj-cut ^_^

Estaba claro que con el estreno de la versión de Baz Luhrmann de El Gran Gatsby se iba a montar jaleo. Sus películas son muy de AMOR u ODIO, en mayúsculas. El odio que le tienen algunas personas a este hombre por el simple hecho de existir y hacer las películas que a él le da la real gana roza lo ridículo, prácticamente sentenciándole a muerte. Y por alguna razón que no entiendo, el público español a veces es demasiado intransigente. Al contrario que en otros países, donde hay algo más de equilibrio en ese amor/odio del público cinéfilo, en España la opinión mayoritaria se resume en " a ese señor le encanta cagarse en los clásicos".

A veces olvido que en este país está prohibido que te gusten las películas de Baz. Es como tener el peor gusto de la historia o merecer la muerte por el simple hecho de entenderlas y amarlas. Afortunadamente siempre hay una mano "amiga" que me ayuda a ver que básicamente disfruto con la basura.









Yo creo que el público español es muy exagerado. Puede no gustarte la aproximación de Baz a la obra de Shakesperare Romeo y Julieta, puedes odiar Moulin Rouge o puedes creer que su adaptación de El Gran Gatsby es un disparate, pero eso no significa que seas un crítico maravilloso ni que el señor Luhrmann merezca la muerte. Si dijéramos que este simpático australiano se dedica a contagiar el sida a la mitad de la población mundial, entendería semejantes opiniones, pero él solo hace películas que no obliga a ver a nadie. El cine sigue siendo una actividad voluntaria (y cada vez más lujosa) así que no me vengan con cuentos de que sus películas les han provocado un cáncer (que a veces lo parecería, viendo ciertos comentarios) En referencia a su adaptación de Gatsby y en propias palabras del señor Lurhmann: “No es sólo leve decepción. Es como si hubiera cometido un violento crimen atroz contra un miembro del personal de la familia” ¡Y solo es una película, por amor de Dios!




Creo que he alguna vez he comentado por aquí que cada persona entendemos los libros de modo diferente. Por muy bien descritos que estén, cada persona va a entenderlos de forma diferente, con matices. Hay tantas versiones diferentes (y correctas, por lo tanto) como personas hayan leído la novela. Baz ha hecho su versión. Ni Romeo y Julieta en su día, ni ahora El Gran Gatsby le pertenecen a nadie en concreto. Baz ha hecho sus versiones particulares. El cine es libertad. Si uno no puede hacer la película que quiere, por loca que sea, ¿para qué hacer cine?, ¿para que todo sea la típica adaptación aburrida que ya se ha hecho 20 veces? Para eso, mejor no te gastes dinero, digo yo. Baz no se caga en los clásicos, en todo caso los hace más interesantes. No mete cosas por meter. Todo lo que hace está basado en algo, bien sea en la obra en sí o en la vida del autor o en otra de sus obras, porque aparte de contar una buena historia, lo que mueve a Baz Luhrmann es acercar esas historias, a veces demasiado lejanas, a una audiencia moderna que no siempre conecta con la época en que fueron escritas.

No entiendo tantas críticas, tan duras además. Me hace sentirme mal y culpable por disfrutar de su cine. Porque otros consideran su trabajo “basura” yo no lo puedo disfrutar tranquilamente. Es el colmo. Me fastidia. ¿Por qué tengo que sentirme mal por algo que en realidad me hace feliz? Las películas de Baz Luhrmann  me hacen feliz, muy feliz. Los actores, el vestuario, la música, la fotografía, y esa aproximación tan suya de los clásicos, tan diferente a todo lo demás, tan única. Y no son solo sus películas, es su forma de afrontarlas. Sabe que su visión es tan única que es odiada por cierta parte del público, sabe que se le van a echar encima, pero aun así sigue adelante con su visión de las cosas. Es un valiente y un apasionado del cine. Le admiro.

Si esta entrada se parece a la de Cumbres Borrascosas es pura casualidad. No es solo que yo tenga la asquerosa costumbre de ser fan de cosas que los demás odian, es que ese odio a veces es llevado demasiado lejos y me impide disfrutar de algo que solo está hecho con la mejor de las intenciones. Baz no hace su cine para cargarse clásicos de Shakespeare o Fitzgerald, ni lo hace para cargarse canciones de música moderna, ni tampoco lo hace para hacerte la vida imposible a ti, mi querido crítico que lo sabe absolutamente todo de cine. Hace cine para disfrutar de la vida con pasión y sin miedo, algo que lamentablemente los haters me ponen muy difícil. Ojalá llegue el día en que no tenga que hacer este tipo de posts, porque eso significará que hay tolerancia de verdad y no simple hipocresía. Y quizás entonces yo pueda sentarme en el sillón y disfrutar de las pelis de Baz sin sentirme ni una pizquita culpable.



Tags: baz luhrmann, cinema, el gran gatsby, me gusta quejarme, romeo y julieta
Subscribe
  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your IP address will be recorded 

    When you submit the form an invisible reCAPTCHA check will be performed.
    You must follow the Privacy Policy and Google Terms of use.
  • 2 comments