ellektra (ellektra) wrote,
ellektra
ellektra

  • Mood:

Skyfall

James Bond y la agente Eve se encuentran en una misión en Estambul, dirigida desde la sede central de los servicios secretos ingleses del MI6 por M. La operación termina en un fracaso absoluto, con 007 desaparecido y dado por muerto. Además, como consecuencia del fiasco, un documento con la lista de todos los agentes del MI6 se filtra en internet, poniéndolos a todos (y a sus operaciones) en peligro. Detrás de ello se encuentra el deseo de alguien de clamar venganza... Pero, ¿contra quién: Bond, el MI6... o M?









La película me ha gustado mucho, es el ‘The Dark Knight’ de la saga Bond (no en vano copia varios elementos de la saga Batman de Christopher Nolan, viva la creatividad). Tiene escenas de acción fabulosas, un Daniel Craig fantástico que sigue ahí arriba como uno de los dos mejores Bonds de la historia (el otro es Connery, por supuesto), las chicas Bond mejoran con respecto a lo que se vio en ‘Quantum of Solace’, y la trama es interesante. Por no mencionar que Judi Dench ofrece una interpretación fabulosa de M en uno de sus momentos más vulnerables, o que Javier Bardem ha escrito su nombre en la historia de la saga Bond interpretando a un villano dolido y demente, algo maravilloso. Además, la fotografía es una gozada, de lo mejor de la película. Le doy un 7/10.  A pesar de todo eso, tengo peros que hacerle. El principal “pero” que lo resume todo para mí es esa vuelta al Bond clásico. La prensa británica y cierto sector fan (me niego a creer que sea el fandom entero) alaban el film por volver a elementos clásicos de la saga y personalmente creo que no es un acierto sino un error. Bond es Bond, es lo que es y no voy a esperar que cambie, pero los tiempos sí cambian y no todo puede permanecer como hace 50 años, por mucho aniversario que se cumpla este 2012.

Por cierto, al final sí tuve oídos para Adele =) Resulta que a pesar de mis dudas el tema era perfecto para la película, por la trama y sobre todo por cómo se desarrolla. El ritmo es algo lento y la historia toca temas muy personales y profundos que quizás no habrían quedado tan bien con un tema como el “supremacy” de muse y que yo tanto me empeñaba en que fuera la bso. Vean los créditos si aun no lo han hecho.

Pero hablemos por partes:

·Séverine. Me parece un paso adelante con respecto a cualquiera de las anteriores chicas Bond de ‘QoS’, pero no aguanta la comparación con Vesper Lynd (ni quiero que lo haga, ni ella ni nadie) y diré por qué. Vesper era un personaje complejo que tenía su propia historia, una historia que se entremezclaba con la de James Bond y todo junto daba forma a lo que se vio en buena parte de ‘Casino Royale’, pero Severine es poco más que un cuerpo bonito. Tiene un pasado que le da algo de entidad, es una femme fatale en cierto modo, o más bien lo pretende porque se queda a medio camino. Resulta que fue una esclava sexual desde niña y Silva la rescató y la engañó haciéndole creer que él era bueno pero al final lo que hace es aterrorizarla y usarla para sus propósitos. Está bien que sea un poco más que una cara bonita pero es que no aprovechan al personaje para nada. Solo es una tía buena en un traje semi-transparente, enseñando escote y teniendo sexo con Bond en la ducha. En mi opinión, es solo la típica tía buena a la que Bond se tira. Por eso, si yo fuera la actriz Berenice Marlohe, no iría por ahí presumiendo de haber nacido para ser “mujer” Bond cuando su único mérito es estar buena, porque su personaje carece de individualidad dentro de la historia. Menos lobos, Caperucita.

Vuelta al Bond clásico nº1

·En ese sentido, la agente de campo Eve (Naomie Harris) me parece bastante mejor. Dados los errores que comete o la dificultad que tiene para seguir a Bond en una persecución, unido al hecho de que sigue la orden de M de disparar a Bond y su contrincante aunque no tiene un tiro limpio, resultando que le da a Bond y éste cae al agua, pues bueno, me hace pensar que es joven e inexperta porque no quiero creer que el MI6 pondría a alguien en una misión en el extranjero si no estuvieran seguros de que puede dar la talla. El caso es que no dan explicación ninguna, eso me lo tengo que imaginar yo, es otro pequeño fallo de la película. Eve tiene buena química con Bond pero no llegan a nada más, y eso debió ya ser una pista para saber qué personaje era en realidad. En un momento de la historia, James le dice que a lo mejor no está hecha para el trabajo de campo, pues no todo el mundo vale para ello, y al final ella se lo piensa mucho y decide que tiene razón. La última vez que se ven en la película, ella es la secretaria de M y descubrimos (Bond y nosotros, los espectadores) que su apellido es Moneypenny. Está claro que lo suyo está destinado a ser un flirteo eterno (porque a mí me pareció que no hubo sexo entre ellos pero como no lo mostraron, eso queda en la imaginación de cada uno). Pero lo que más rabia me da de esto es que el personaje tenía un potencial bárbaro y por la estupidez esa de volver al clásico Bond, se va a quedar como una secretaria en vez de como algo más.

Vuelta al Bond clásico nº2

·El nuevo Q me encanta. Es joven y nerdy, y lo shippeo con Bond como si no hubiera un mañana. Espero que en el futuro tengan más escenas juntos y que la gente ya esté escribiendo fics sobre ellos porque los necesito. Me parece todo un acierto que sea alguien tan joven, es adecuado a los tiempos que corren, un experto hacker, un chico listo. ¡Y es súper mono!

Vuelta al Bond clásico nº3 (pero con una vuelta de tuerca)

·Judi Dench hace un papelón como M. El villano es un antiguo agente del MI6 que tiene una cruzada personal contra ella y para realizar su venganza, pone el MI6 patas arriba. Hace que el gobierno británico se cuestione su trabajo al frente del servicio secreto, y que hasta se cuestione si realmente necesitan uno, dados los errores que cometen. Sus superiores la cuestionan y ella misma llega a hacerlo, pero sobre todo en la película se nos recuerda que es M un ser humano que tiene que enfrentarse a decisiones poco comunes (sacrificar unos pocos para salvar a muchos)

He de decir que no esperaba para nada que muriese. Iba sin espoilearme y fue todo un shock, aunque supongo que era algo que tocaba. Para Bond es casi como perder a una madre, las lágrimas que suelta al final cuando ella muere en sus brazos lo demuestran. Sin embargo, esta es una pérdida de la que puede sobreponerse relativamente pronto, aunque solo sea por esa figura de porcelana horrorosa que M le deja a Bond en su testamento. La vida sigue y…

·Ralph Fiennes es el nuevo M. Su apellido, Mallory, debió ser una pista de por dónde iban a  ir los tiros. Voldemort entra en el MI6 como un superior de M, que la pone contra las cuerdas, y que está dispuesto a hacer un ERE en el MI6 y librarse de todo aquel que, en su opinión, no da la talla y por lo tanto supone un gasto “extra” para el gobierno británico. Pero al final resulta ser un buen tipo que sólo quiere que se haga bien el trabajo, para lo que está dispuesto a saltarse alguna regla si es necesario. Al fallecer M, y quien sabe si por la conveniencia de que su apellido empiece con M, él se convierte en el nuevo M. Otro actor al que volveremos a ver.

Vuelta al Bond clásico nº4 (porque M vuelve a ser un hombre)

·El villano de Javier Bardem, Silva, es alguien muy parecido a Bond. Ambos agentes solitarios, ambos tomaron a M como una especie de figura maternal con la que mantenían un tira y afloja, ambos le tenían una lealtad inquebrantable, aunque Bond a veces tenga problemas con ella y llegue a llamarla “zorra” solo por el placer de provocarla (sabiendo al mismo tiempo que ella está muy por encima de él), y ambos acaban al borde de la muerte por decisiones que ella toma. La diferencia, aparte del hecho de que Silva esté como una puta cabra, está en el hecho de que para Silva las cosas fueron demasiado lejos. A él M lo vendió mucho más que a Bond, puesto que literalmente lo entregó al enemigo, sin saberlo Silva, y Silva intentó suicidarse con una cápsula de cianuro que no le mató pero que lo desfiguró y le dejó sin dientes y sin media mandíbula (la escena en la que Bardem se quita la prótesis da puro terror) Él la quería, la veneraba, le tenía absoluta lealtad, y ella se lo pagó con la traición. Para alguien como Silva, que al igual que Bond no tenía padres, ella era como una madre, y ella le traicionó. Quién sabe si por eso o porque quizás ya estaba como una cabra, se le fue la pinza otro poco más y el Tiago Rodríguez que era como agente secreto, se convirtió en Silva, cuya única misión era acabar con la vida de M.

La prensa y el propio Bardem lo habían calificado como un ciberterrorista, y es cierto que lo es, pero no tanto como esperaba. Pensaba que todo giraría en torno a poner el mundo del revés apretando la tecla de un ordenador pero al final eso solo es un paso más del plan. Y con todo lo tecnológico que es el mundo en el que se desarrolla la historia, resulta llamativo y un poco WTF que al final Bond se lo cargue lanzándole a la espalda un antiguo cuchillo de caza. Aunque supongo que esa es parte de la ironía de la historia. Por cierto, esperaba que saliese mucho más tiempo en pantalla y al final sale muy poquito. Es una pena. Bardem lo borda, tiene una expresividad increíble y me hubiese gustado mucho poder disfrutarlo en v.o. porque creo que el personaje pierde algunos matices con la voz doblada al castellano.

Bond y Silva tienen una escena de lo más… perturbadora. Es cuando se conocen, y Bond está atado a una silla, vestido (no como en ‘Casino Royale’) y Silva empieza a sobarle por el pecho y luego las piernas. Yo no sabía dónde mirar. En cuestión de otp’s esta película va sobrada: yo he salido shippeando Bond/Q, Bond/Moneypenny, Bond/Silva y, si me apuras Bond/M(el nuevo) En general, apruebo Y MUCHO el fandom que se ha creado en torno a ‘Skyfall’, lleno de ships.  A BIG BLOODY SHIP.

·Puede que ya lo haya dicho pero igual lo vuelvo a repetir: Daniel Craig es el mejor James Bond de la saga en sus 50 años de historia. Esto quiere decir el mejor a la altura de Sean Connery, que fue el primero y el que mejor lo definió en pantalla. No me refiero a que sea mejor que Connery pero desde luego está a su altura como no lo ha estado ningún actor en todos estos años. Ni mejor ni peor, igual de buenos los dos.

En el fondo, interpretar a James Bond es como interpretar a Romeo, Julieta o cualquier otro personaje así de icónico que me menciones: existe una base que hay que respetar pero a partir de ahí, cada actor puede aportarle  algo único de su propia cosecha. Por lo tanto, sería injusto decir que alguno de ellos es el válido y el resto unos mindundis. Luego cada uno puede tener sus favoritos por las razones que sean, y pienso que esto va muy influido por el hecho de quien sea tu primer Bond. Mi primer Bond fue Sean Connery y durante años ninguno le ha hecho sombra. Timothy Dalton fue un chiste. Luego hay otro actor por ahí que interpretó el papel en solo una película, que ni recuerdo haber visto. Sir Roger Moore fue durante años mi Bond más odiado pero me he reconciliado recientemente con él porque veo que es el más divertido con diferencia, aunque no logre entender que tantas mujeres quieran acostarse con él. ¡Lo siento, señor Moore, tiene usted demasiada cara de buena persona! Y Pierce Brosnan me parece aceptable porque el tío es adorable y monín y viste el traje como nadie, pero esto último es también su mayor error: demasiado dandy. Y mira, no. Y luego llego Daniel Craig y todo el mundo se echó las manos a la cabeza porque era rubio y Bond no es rubio. Al principio yo también entendía las críticas pero llegaron a ser tan fuertes que me puse de parte de Craig y decidí darle mi voto de confianza. Cuando vi “Casino Royale” supe que no me había equivocado: ningún otro actor llena la pantalla como él, ningún otro se gana el derecho a decir “Bond, James Bond” como se lo gana él, ningún otro ha definido al personaje tan bien como él. Dicho de otro modo, si el Bond de Sean Connery hubiese tenido un hijo, este sería el Bond de Daniel Craig.

Porque como el propio Daniel Craig afirma en su entrevista a Cinemanía de este mes: “Cuando empecé con Casino Royale quería mostrar una versión cruda y brutal del personaje, no quería que hiciese comentarios ingeniosos, mirase a cámara con una sonrisa y le quitase gravedad a todo. Es un tipo serio de cojones, no un bufón. Sin embargo, siempre supe que quería que evolucionase”

Eso es justo lo que hace su Bond. No es simplemente un tipo que lleva a cabo órdenes, es un ser humano, una persona con todos sus matices. Es un Bond de quien sabemos en Skyfall que se quedó huérfano de niño, que está solo, que se siente vacío e intenta llenar ese vacío con alcohol y titis, y que sufre como cualquier otra persona. Como dice Craig, matar es su trabajo y procura que le afecte lo más mínimo, nada si es posible, pero más tarde o más temprano, el peso de lo que hace le tiene que afectar, más aun si está solo y no tiene nadie a quien recurrir. En Skyfall se ve perfectamente el problemilla que llega a tener con el alcohol. Cuando vuelve al MI6 después de su “retiro” voluntario, periodo durante el cual la agencia no tiene ni idea de si está vivo o no (porque él no se pone en contacto con M), está en baja forma. Consigue una baja puntuación en todas las pruebas (tiro, la psicológica, y la de resistencia física) A pesar de ello, M sabe que es su único aliado en la que se avecina y miente, considerándolo apto y lo manda a la misión. Durante la misión se ven las consecuencias de esos fallos. No está a punto y las pasa putas para continuar adelante.

Al James Bond de Daniel Craig puedo pasarle por delante que se tire a tantas titis, e incluso entenderle. Dejemos claro una cosa: es parte de su forma de ser. Con Vesper bajó la guardia, se dejó enamorar y sufrió como no había sufrido en la vida, así que después de ella vuelve a las andadas. Y si bien otros agentes llegan a tener familias, puedo entender que él no quiera volver a pasar por algo parecido y se pase la vida de flor en flor. Mientras las trate bien y todo sea consensuado, no veo problema ninguno. Además, el chavalín está de muy buen ver y sería todo un desperdicio cruzárselo y no aprovecharse =D

·Sobre la bebida. Heineken había pagado una pasta a la productora para que saliesen sus cervezas en la pantalla y se había formado un gran revuelo entre los fans de Bond a cuenta de eso. Bueno, pues no es para tanto. Bond no cambia su Dry Martini, es solo que obviamente no va a beberlo si está alojado en un chabolo de por ahí. Lo raro es que no beba Coronita. Lo que sí me parece más extraño es que la gente del servicio secreto se pimple una birra en medio de un seguimiento a Bond, ¿y si empiezan a ver doble?

·Skyfall resultó ser el hogar de la infancia de Bond. Nunca lo hubiera imaginado. Una casa maravillosa en medio del paisaje de Escocia. Muy de ‘Cumbres Borrascosas’, y que acaba saltando por los aires, cosa que a Bond no le molesta porque nunca le gustó esa casa. Ya, James, pues a mí sí me gustaba. Por cierto, ¿se acuerdan de aquel Aston Martin que tenía metralletas escondidas tras los faros?, pues aquí lo sacan, lo usan, y luego los malos se lo cargan.

En cuanto a las escenas de acción hay 2 que son mis favoritas, aparte de la secuencia inicial que es espídica (¿existe esa palabra?). Una es la pelea de Bond en el edificio de Shangai, entre cristales y a oscuras. No puedes ver la cara de los actores en ningún momento pero no hay apenas cortes, está coreografiada de principio a fin y queda fabulosa en pantalla. Bellísima. La otra es probablemente cuando están Bond y Silva jugando a ser Guillermo Tell y Bond desarma a los gorilas de Silva en una escena muy bien coreografiada que me recordó algo a Jason Bourne.

·Ah, he leído una crítica en un periódico en la que cuestionan algunas de las “casualidades” de la película y me apetece contestarlas:

“¿Por qué el agente llega a la isla desierta del malo sabiendo que está completamente vendido?”

No sé, ¿quizás porque llevaba el radiotransmisor oculto en el bolsillo y esperaba así llevar al Mi6 hasta la isla y capturar al malo? A mí me parece bastante más extraño que con lo maniático y controlador que es Silva, no se le ocurriese cachear a Bond hasta el último centímetro y ver si tenía algún micro oculto o algún tema de esos. Claro que, teniendo en cuenta que la intención de Silva era que lo capturasen, eso no parece ser importante para la trama, aunque debió ser una pista para Bond de que ahí había algo raro. “Plot hole”, anyone?

“¿Se lleva a M para salvarla?”

Sí y no. Se la lleva para salvarla de Silva, de momento, pero también para que M haga de señuelo y atraer a Silva hacia una trampa. Lo dicen bien clarito.

“¿El malo realiza un plan durante años para dar con su objetivo y quedarse mirándole a los ojos en vez de disparar?”

Reconozco que yo también me fijé en eso y fue muy extraño, muy conveniente para la historia, claro, para así hacer la gran finale, pero también se puede explicar. Silva tiene un trauma inmenso con M, su determinación para cargársela es enorme, pero hay que recordar que una vez la quiso y la respetó, y pienso que la emoción le pudo en ese momento y perdió una oportunidad de oro.

Y no, no se emplea ni un minuto del metraje en explicar cómo salió vivo después de haber caído al agua, tras ser disparado por Eve y con la herida que ya tenía encima, pero a mí lo que me preocupa de eso no es la herida en sí sino el hecho de que obviamente se tenía que haber ahogado porque además de herido estaba inconsciente. Eso sí debieron explicarlo. Pero bueno, como bien dice la crítica a la que acabo de contestar estas 3 cuestiones: es Bond, James Bond.




En definitiva, a pesar de las cosas que se le puedan reprochar, es una película maravillosa. La continuación que Casino Royale mereció y no tuvo, y sobre todo una auténtica delicia visual.
Tags: 007, cinema
Subscribe
  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your IP address will be recorded 

    When you submit the form an invisible reCAPTCHA check will be performed.
    You must follow the Privacy Policy and Google Terms of use.
  • 2 comments