ellektra (ellektra) wrote,
ellektra
ellektra

  • Mood:

(10) Weasley is our king

Título: Harry Potter and the Order of the Phoenix
Autor: J.K.Rowling
766 páginas



harry potter books



La última vez que hice relectura de la saga Harry Potter me quedé en el quinto libro. Quise seguir, de hecho empecé a leer el sexto, pero no recuerdo por qué fui incapaz de continuar y mi relectura fracasó un poquito. ¡Una lástima, con lo mucho que me gusta el sexto libro! Pero es que La orden del Fénix es sumamente largo y pasan tantas cosas que siempre que lo acabo, termino agotada. Y un poco como resultado de lo cansada que acabo y la cantidad de cosas que ocurren, apenas he tomado notas a lo largo de la lectura.  Luego pasa lo que pasa, que se me olvidan cosas a la hora de hacer el comentario.




Para mí ha sido  un espejo de El Cáliz de Fuego, en el sentido de que mis sentimientos por Harry y Ron parecen haber sido intercambiados. A Ron en este libro le pondría un monumento, es increíble lo bien que se porta como persona y como amigo de Harry. Al igual que a este último, a mí también me dieron celos (como fan de Harry) por todo el tema del prefecto y tal, pero tal como dijo Dumbledore al final, Harry ya tiene bastante que aguantar como para encima cargar con las responsabilidades de ser un prefecto de Gryffindor. Pero además, la elección de Ron como prefecto tiene otro significado: el potencial. Ron puede no ser un mago tan brillante o responsable como Hermione pero no es porque sea un inútil ni mucho menos. Quiero decir que si solo fuese la razón que  le da Dumbledore a Harry, podría haber escogido a cualquier otro, pero escogió a Ron, así que algo debió ver en él para elegirlo. Ron puede hacer montones de cosas pero solo le falta creer algo en sí mismo.

Pero es que además Ron tiene con Harry la paciencia de un santo. Porque Harry alcanza niveles de reina del drama que no se han visto desde Gollum. Y al principio le entiendo, creo que tiene razón en estar hasta los mismísimos porque nadie (empezando por Dumbledore) le explica lo qué ocurre y no es como si el chaval tuviese cuatro años y hubiese que ocultarle cosas porque le harían demasiado daño. No es solo que haya demostrado que puede enfrentarse a los peligros que le lanza la vida, sino que siendo el centro de la acción, tiene más derecho que nadie a saber qué se cuece. Además, si Dumbledore y compañía conocen a Harry tanto como afirman, deberían saber que si no le cuentan nada,  él intentará averiguarlo por sí mismo. Y del mismo modo intentará actuar, porque no es de los que se puede quedar quieto esperando a que ocurran las cosas y dejando que otros las hagan por él.

Lo que pasa es que llega un momento en la narración en la que estos argumentos no sostienen por sí solos su comportamiento. Incluso Ginny le llama la atención sobre ello. Bueno, de hecho creo que es la única que lo hace. Y si a eso le añadimos que por su complejo de héroe (bien dicho ahí, Hermione) y de salvar a todo el mundo, no tuvo la paciencia y ni la sangre fría de pensar que lo que veía sobre Sirius era mentira… y que por eso murió….pues qué te voy a contar. A ver, era su padrino y sé que lo quería mucho y todo eso, y sé que hasta entonces las visiones que tenía eran verdad, como lo del señor Weasley. No le voy a echar la bronca sobre el tema de la oclumencia porque entiendo que siendo adolescente y con la carga de ser estudiante y todo el tema de Snape, no puede vaciar la mente. Es como cuando estás tan cansada que no puedes pegar ojo por muy muerta que te sientas. Lo siento mucho por él y siempre suelto lágrimas cuando está en el despacho de Dumbledore y se siente tan vacío por dentro, pero es que también creo que de haber obrado de otra forma, quizás Sirius no habría muerto.

Aunque a quien le echo casi toda la culpa de este tema es al puto Kreacher. Aquí tengo que volver a algo que Sirius le dijo a Hermione acerca de la mejor forma de conocer como es alguien realmente, y dice “fíjate en cómo trata a sus inferiores” Dejando a un lado el hecho arrogante de considerar a un elfo doméstico como un ser inferior (eso no está bien por mucho que yo le quiera), ¿no se podría aplicar un poco el cuento? Sé que a lo mejor soy un poco dura con él, que no ha debido ser fácil aguantar en la casa Black siendo un Gryffindor y avergonzándose tanto del racismo que manifestaba su familia, y que habiendo pasado tanto tiempo en Azkabán y que todo el mundo piense que él mató a todos aquellos muggles y traicionó a James y Lily… Creo que pagó buena parte de su frustración con el elfo. Llegado a este punto, tenía demasiada rabia contenida y a lo mejor creía que debía hacer algo más que quedarse de secretario en Grimmauld Place, como si pensara que les falló a los padres de Harry. Al mismo tiempo pienso que no había forma de que Kreacher tuviese mejor opinión de Sirius porque de entrada, había hecho todo lo posible por “avergonzar” a su familia. A su propia madre le disgustaba que tuviese tratos con muggles y mestizos, añade a eso ser un Gryffindor y no estar de acuerdo con la corriente familiar general… pues qué te voy a contar, poco podía hacer para que su madre no estuviese escandalizada. Pero su hermano fue un mortífago. Lo mire como lo mire, Sirius merecía recibir mejor trato que cualquier miembro de la familia, por mucho que no se llevase bien con Kreacher, era mejor persona lo mires como lo mires. Si Kreacher le debía lealtad por ser un Black, no me sirven de nada excusas como que le dijo “get out of here”.  En su momento, Dobby tenía más razones para saltarse a la torera su lealtad a los Malfoy, pero lo de Kreacher no le veo justificación por ninguna parte. Vale que él no tenía ni idea de que Sirius acabaría muerto pero aun así…. A ver, él ha oído cosas en esa casa, seguro que saber que los mortífagos, entre ellos los Malfoy o Bellatrix, querrían hacerle daño, así que si bien no tenía forma de saber que acabaría muerto, tiene una cierta responsabilidad en cómo se desarrollaron los hechos, más aún que la metedura de pata de Harry o la culpa que pueda sentir Dumbledore.

(menudo lío me he hecho en este párrafo)

Y una cosa, Hermione: esclavo o no, alguien que te llama “sangresucia” no merece tu respeto.

A Sirius obviamente se le ve muy frustrado. Los días en los que se sentía bien, cuando estaba con James y Remus, se fueron  hace tiempo. Su vida es una mierda y cualquier pedacito de felicidad se va enseguida, y se siente solo. Me pareció fatal que tratase de “empujar” a Harry a hacer algo aunque fuese peligroso simplemente porque es lo que James haría, aunque le entendí cuando sentía ganas de que Harry se quedase con él durante las navidades. No le puedo culpar. Y aunque muriese como él deseaba, luchando, dudo mucho que quisiera o esperase morir en ese momento. ¡El puto velo del demoniooo! Maldita seas, Jotaká

Lo que más me frustra de su muerte y de otras cosas que pasan en la historia es que se podían haber evitado muchos líos con que Harry hubiese abierto su regalo de navidades un poco antes. En el final, cuando Harry lo descubre y dice repetidas veces su nombre con la esperanza de poder hablar con él, esté donde esté, me asombra que no le embargue una sensación de total frustración e impotencia porque si lo hubiese abierto antes, no habría tenido que correr tantos riesgos para hablar con Sirius ni hubiese hablado con Kreacher, y este no le habría conducido a una trampa. Es lo que pienso siempre que leo esa parte y me llama la atención que Harry no haga la conexión.

Me gusta mucho la relación de Harry y Luna. Me gusta que Luna le haga ver que no está solo en medio de tanto dolor porque ella también ha sentido algo igual y a pesar de todo ha sido capaz de seguir adelante y lo más importante: ser ella misma sin que le importe lo que piensen o digan de ella. Adoro a Luna. Está algo loca, vale, pero en lo que a otros les parece locura, ella tiene siempre ese estado de calma y sigue a lo suyo. Y me parece muy fuerte. Cuando discuten sobre Hagrid, Luna ni pestañea al decirle claramente a Ron y Harry que no le gusta Hagrid como profesor. Hay que tenerlos muy bien puestos  para hacer eso, eh.

Mis líos shipperiles siguen adelante. Es verdad que al principio seguía shippeando algo el Harry/Hermione, pero eso se fue al garete pronto cuando vi lo bien que se portaba Ron y esas pequeñas pistas sueltas a lo largo del relato sobre ese “algo” que hay entre Ron y Hermione y el hecho de que a veces a Harry le recordaban algo al señor y la señora Weasley. Luego a ratos me gustaba algo el Harry/Luna, aunque no va a más porque comparten juntos poco tiempo pero es que creo que ella le entiende, en cierto modo. El tema con Cho Chang me da igual pero ella ha dejado de caerme mal. Obviamente eso no iba a ninguna parte, era un calentón propio de la edad y nada más. Ahora, Ginny está hecha para Harry. Me sigue pareciendo muy inquietante el hecho de que físicamente se parezca tanto a Lily pero dejando eso a un lado, está hecha para él totalmente. Hay momentos, como cuando Harry intenta pensar en cómo ponerse en contacto con Sirius, en los que le apoya y le da ánimos. Y es algo que me gusta porque no es sólo que sepa lo que Harry necesita, es que incluso Harry empieza a abrirse a ella como no lo había hecho antes, no se queda con las ganas de mencionar lo de Sirius, simplemente le sale. Y cuando Harry sigue en plan reina del drama, es la primera que no se acobarda ante él, como si hace Hermione, que a veces duda sobre cómo decirle lo que piensa a Harry porque sabe que se cabreará. Ginny le canta las cuarenta y le dice que pare el carro. Es justo lo que él necesita. Estoy deseando empezar el sexto libro, con todos los momentos que hay ahí.

Lo del Ejército de Dumbledore es genial. Empezando porque Hermione demuestra lo buena bruja que es, poniendo encantamientos anti-chivatazo en la lista de integrantes del grupo y el sistema que inventó para convocar las reuniones. Y siguiendo porque las clases eran geniales. Harry a veces peca de demasiado humilde y lo cierto es que era capaz de hacer bien un montón de hechizos que la mayoría de la gente no sabe. En medio de tanto drama como demuestra en este libro, fue agradable verlo en el papel de profesor.  Sé que más adelante se convierte en auror pero creo que debió convertirse en profesor, no se le da nada mal. Sobra decir que la amiguita de Cho me cae fatal por chivarse.

Umbridge es como tanto gilipollas que pulula últimamente por este país nuestro, prohibiendo  y prohibiendo, y queriendo controlarlo todo. Ay, ¡cuánto la he odiado! Pero al final es solo una ilusa, hasta me da pena, porque creo que toda la situación se le escapa de las manos, porque creyó que podría controlar lo que pasaba e impedir que Harry y Dumbledore se saliesen con la suya. Hay una parte, hacia el final de la historia, que me parece algo pillada por los pelos y es cuando se cree la estratagema de Hermione y lo del “arma secreta”, y que se deshiciera tan fácilmente de Malfoy y compañía con la excusa de que no quería que lo viesen.

Por cierto, Neville es un amor y no sé de dónde carajos se saca su abuela eso de que se parece poco/nada a su padre. He aquí un buen ejemplo de lo diferente que habría sido Neville desde el principio si su abuela le hubiese animado un poco más. Me encanta cómo le sale la fierecilla que lleva dentro y empieza a pelear. Si alguna vez él tuvo dudas de por qué el Sombrero lo colocó en Gryffindor, han debido disiparse del todo. Tengo mucha debilidad por Neville, qué le voy a hacer J

La profecía es de lo más curiosa.  Si Voldemort se hubiese parado un poco, las cosas habrían sido diferentes. Si hubiese atacado a los padres de Neville en vez de a los de Harry, ahora mismo estaríamos hablando de “Neville Longbottom y la Orden del Fénix”. Me pregunto si habrá algún fic alternativo en el que él sea el protagonista. Dan ganas de reescribirlo todo.

Con Dumbledore siempre había tenido problemas al llegar a este libro. Me sentaba fatal que se pusiera  a darle la chapa a Harry, contándole todo lo que él había vivido y que seguro no necesitaba recordar precisamente porque él lo había vivido y porque acababa de perder a Sirius, y básicamente para contarle que uno de los dos, o Harry o Voldemort, debe morir. Si lo pienso bien, no creo que haya un buen momento para hacer esa revelación, es demasiado fuerte.  No podía hacerlo el primer año, aunque sí debió dejar caer algo en el segundo curso, o en el tercero. Esperó demasiado tiempo. Lo que sí debió hacer es mantener más informado a Harry, si no toda la información al menos una parte de ella. O contársela de modo que Voldy no pueda tener acceso. Si se pudo pasar información en la IIGM sin que se enterasen los nazis, ¿por qué no van a poder actuar de forma similar los de la Orden?

Supongo que después de esta relectura no odio tanto a Dumbledore y más bien siento lástima por él. Hasta la persona a la que más teme Voldemort es capaz de cometer errores.  Lo veo como un primer paso en la desmitificación del personaje a ojos de Harry, igual que ha ocurrido con James, a quien Harry tenía en un pedestal y que resultó ser un creído de primera en sus años mozos. Ni los que le tienen más aprecio (Dumbledore, la gente de la Orden, su padre siendo joven), ni los que él cree enemigos (como Snape) pueden ser encasillados en los extremos.

Y sobre otros personajes:

Con Bellatrix tengo mis más y mis menos. Por un lado, es uno de mis personajes favoritos de la saga, gracias sobre todo al estupendo trabajo de Helena Bonham-Carter en las películas, y otro poco por lo loca que está. Pero por otra parte, me da rabia que mate a Sirius, y que torture a Neville aparte de lo que les hizo a sus padres. Es una hija de puta de cuidado.  Es una villana cruel y sin sentimientos, si exceptuamos lo que se supone que siente por Voldy ¬¬

Sentí mucha lástima por la profesora Trelawney y por Hagrid, cuando Umbridge se puso gilipollas y los echó. Una cosa es que Hagrid no me guste como profesor y otra es que se le trate como lo hizo esta señora.

Por cierto, lo de Grawpy me lo salté a la torera porque me pone de los nervios y por la forma de hablar de Hagrid. Ya he dicho más de una vez que Hagrid en versión original es de un paletazo subido y me duele la cabeza cada vez que tengo que leer una frase dicha por él. ¡No hay quien le entienda!

Por último, no puedo terminar el comentario del libro sin mencionar lo ADORABLE que es el señor Weasley y su amor por lo muggle. No tengo palabras para expresar lo mucho que lo quiero y que ojalá hubiese más gente como él en el mundo mágico.


Tags: harry potter, libros, libros:2012, relecturas
Subscribe
  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your IP address will be recorded 

    When you submit the form an invisible reCAPTCHA check will be performed.
    You must follow the Privacy Policy and Google Terms of use.
  • 6 comments