ellektra (ellektra) wrote,
ellektra
ellektra

  • Mood:
  • Music:

(8) Cuidado, el cáliz va ardiendo

Título: Harry Potter y el cáliz de fuego
Título original: Harry Potter and the goblet of fire
Autor: J.K.Rowling
635 páginas




Bueno, ¡pues al fin he acabado El cáliz de fuego!. Es el primer libro de mi lista de pendientes que puedo borrar :D De los 7 libros de la saga siempre he pensado que era mi libro menos favorito, y lo sigue siendo, pero lo cierto es que he re-descubierto cosas que me encantan. Me explico: es mucho más largo que los anteriores, no tiene tanto misterio como el 2º, por ejemplo, y tiene como telón de fondo el Torneo de los Tres Magos, que está lleno de tramposos y no es que me interese lo más mínimo. Pero luego resulta que la historia es súper entretenida y no paran de pasar cosas, así que no puedo aburrirme en ningún momento. Además, he vivido todo con Harry más que nunca,  hasta el punto de enfadarme con Ron cuando él lo hacía o llorar con él cuando le toca pasar por toda la mierda del final. Pobre Harry, es una reina del drama pero con razón.




-Colagusano me ha caído un pelín mejor. No es que ahora me caiga bien, es más bien que dentro de todo lo despreciable que es, resulta que todavía le queda una pizquita de bondad en él, como para intentar que Voldemort no use a Harry para volver a recuperar su cuerpo y en cambio use a otro mago. Aunque en el fondo no sé si es por compasión o por egoísmo, sabiendo que si le hacen daño a Harry, irán todos a por él.

-Una cosa que me ha gustado muchísimo del libro son los detalles sueltos a lo largo de la historia, como que Ojoloco Moody fuera atacado la noche anterior a empezar su nuevo curre como profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras, y que ello resultara en su suplantación por Barty Crouch Jr., que obviamente fue quien lanzó la Marca Tenebrosa con la varita de Harry, y la razón por la que Winky no podía delatarle, pues aún creía deberle lealtad a la familia Crouch. O que él fuera ese vasallo leal que bien serviría a Voldemort, cuando mucho pensamos la primera vez que ese sería Snape, o Karkarov. O también los chivatoscopios y otros cachivaches similares que tiene en su despacho Ojoloco y que no paran de hacer ruido desde que llega a Hogwarts. Es decir, aunque no te revelan que es Barty Crouch y no el verdadero Ojoloco hasta el final, sí es cierto que te va dando pistas a lo largo de la narración. Muy lista, Jotaká, muy lista.

-Amos Diggory me cae como el culo. Me parece fantástico que quiera a su hijo y esté orgulloso de él, tiene razones para ello que van más allá de haber vencido a Harry en un partido de quidditch en el que hubo dementores de por medio. Pero por esto último precisamente, alguien debería decirle que no es fácil mantenerse sobre la escoba cuando los dementores te hacen revivir la muerte de tus padres una y otra vez. De paso tampoco entiendo que estuviese tan convencido de que Harry hubiese convocado la Marca Tenebrosa, o Winky. Se obcecó muchísimo en ello y la verdad es que no lo pillo. Siempre es un cretino con Harry y repito que NO.LO.ENTIENDO.

-Los mundiales de quidditch me encantaron. Soy muy fan de este deporte y siempre disfruto mucho cuando hay un partido, y lo paso fatal cuando no hay o cuando hay pero Harry no puede jugar (porque es un bocazas y se mete en líos innecesarios) La parte referente a las mascotas de Irlanda y Bulgaria fue lo mejor de todo. De todos modos, no puedo evitar acordarme del horroroso peinado que lució Daniel Radcliffe en la película. ¡QUÉ PELOS!

-Percy Weasley es un completo idiota. El muy imbécil se cree muy importante por trabajar en el ministerio de Magia cuando no es más que un mindundi. Es un lameculos, tan obsesionado con el cumplimiento de las normas que es incapaz de ver más allá de lo que tiene delante de las narices. Es en lo que Hermione habría acabado convertida de no haber trabado amistad con Ron y Harry.

-La actitud sindicalista de Hermione me saca de mis casillas. Bueno, en este libro lo único que hace es irritarme, me  pone más mala todavía cuando luego se dedica a zurcir calcetines y bufandas para que los elfos domésticos los encuentren y sean liberados. Por cierto, tengo curiosidad por saber cuáles son las siglas de la P.E.D.D.O. en inglés. ¿Serán F.A.R.T.? No importa. El caso es que entiendo  lo que hace porque no hay justificación para lo mal que se trata a los elfos domésticos pero creo que debería haberse puesto a estudiar como una loca, que es lo suyo, y luego liberarlos, y no con una estúpida asociación con ese nombre tan horrible. Sé que es justo lo que hace una vez que termina la saga, pero vamos, ¡meterse en tantas historias tan joven!

Pero con quién más me enfadé en todo este tema de los elfos domésticos es con Ron y Hagrid. Están tan acostumbrados a ese tema de la esclavitud élfica que no son capaces de ver lo arrogante que es que un elfo tenga que vivir en esas condiciones solo porque no es humano.

-La clase que Ojoloco dedica a las maldiciones imperdonables me horroriza. Como esta es una relectura, sé que fue una maldición cruciatus la que dejó a los padres de Neville incapaces de reconocer a su propio hijo. Como piensa el propio Harry, lo suyo es horrible, pero es aún peor lo de Neville, que sus padres estén vivos pero no tengan ni idea de quién es. Es súper triste. Y Ron es un desconsiderado por regocijarse con lo de las maldiciones, no ya por Harry sino por el hecho de pensar que fue una buena clase, aunque lo peor es que no es el único que lo piensa. Tanto criticar a Slytherin por la cantidad de brujos y brujas oscuros que salieron de ahí y luego medio Gryffindor disfruta de una clase en la que ven cómo torturan a un animal indefenso. De traca.

-El Torneo de los Tres Magos es un tongazo impresionante. Ni siquiera creo que lo celebren tan poco por el tema de las muertes, creo que es más porque nadie juega limpio. Estoy segura que de no haber habido por medio el tema de la vuelta de Voldemort, habrían hecho trampas todos igualmente. Menos Cedric, que es un bendito.

-Por culpa de todo el rollo del torneo y la cantidad de tiempo que Harry y Hermione pasan tiempo ensayando conjuros, vuelvo a shippear Harry/Hermione. La verdad es que soy muy flexible en esto de las ships cuando se trata de este fandom. El Harry/Ginny no me disgusta pero me da escalofríos cuando pienso en lo mucho que ella se parece a la madre de él. El Ron/Hermione me da igual, a ratos me parecen monos, pero no sé lo que ella ve en él, aparte de una vía de escape para relajarse en medio de todo lo estricta que es ella normalmente. Y luego me gusta el Harry/Luna pero ahí no me meto, pues son temas de más adelante. El caso es que sí, Harry/Hermione por favor. No lo niegues, Harry, a ti te gusta ella, no la petarda de Cho Chang.

Ayuda mucho a que shippee Harry/Hermione el hecho de que al principio del Torneo Ron se porte con Harry como un capullo. Vale que tenga celos de él, que se sienta a la sombra continuamente, en su casa y al lado de Harry, ¿pero que no le crea cuando Harry le dice que él no metió su nombre en el cáliz? Eso ya me pareció pasarse un poco. No entiendo de dónde viene y a veces me pregunto si no fue error de Jotaká al escribir eso porque no me entra en la cabeza que no le crea cuando le dice que no lo hizo él. ¿Qué razón tendría él para mentir a Ron?, que lo haga por algún tema serio tipo Voldemort, pues vale, porque no quiere preocuparlo, ¿pero el torneo? Si cree que él sería capaz de hacer algo así es por un lado tener una opinión demasiado positiva de su amigo, por creer que sería capaz de saltarse el límite de edad, y por otro lado una opinión muy negativa por creer que le mentiría así. Vamos, Ron, que te has lucido.

-Los hermanos Creevey son ADORABLES. A veces pueden resultar cargantes pero son tan buenas personas y tan fans de Harry… Me encantó verlos intentar cambiar las insignias para que dijeran cosas positivas de él. Ojalá hubieran tenido más tiempo.

-Hagrid como profesor de Cuidado de Criaturas Mágicas sigue sin gustarme. Ni Dumbledore como director. La única vez que me gustó fue cuando siguió con la lección de los unicornios, porque ahí demostró que sabe más cosas de animales que no quieran aniquilar a su cuidador, y además creo que consiguió transmitir a los chavales el amor por las criaturas. Por eso creo que Dumbledore debe controlar más el programa de sus profesores. Debería estar al tanto y ser más estricto en cuanto a las criaturas que enseñe Hagrid y ver la procedencia de estas, porque tiene narices que le deje hacer el cruce genético que generó los escregutos de cola explosiva. Porque no creo que Dumbledore no se enterase del origen de esos bichos, ¡si ese hombre lo sabe casi todo!

-Rita Skeeter es una cabrona en todos los sentidos de la palabra. Se pasa mucho en sus artículos, se pasa de lista, de dura, y de cruel. Pero tiene su parte de razón cuando denuncia en su artículo sobre Hagrid que hay otros candidatos mejor cualificados para su puesto. En todo este tema fue el  único momento en el que realmente me cabreé con Harry porque se empeñaba en que Hagrid sí era buen profesor. Por favor, que alguien le explique al niñato este que puede ser amigo de Hagrid y aun así no pensar que es un buen profesor, porque no lo es. O mejor dicho, los hay mejores. Es que vamos, ¡menuda miradita le echó a otra alumna porque ésta dijo que prefería a la profa sustituta de Hagrid! Y Rita Skeeter que se joda, ahí en el tarro irrompible de Hermione. ¡Ja!, se creía lista hasta que topó con una maga mejor que ella :D

-Harry, Harry, Harry…. En este libro es dónde más me gusta. Se le ve más humano, más como un chico corriente que tiene que enfrentarse a cosas demasiado desagradables, y sentí muchísima lástima por él por todo el tema de Cedric. Tiene un corazón que no le cabe en el pecho. Es verdad que él insistió en que cogieran la copa del torneo, juntos, y por eso Cedric murió, y ahora él tiene un sentimiento de culpa enorme. Es una pena. Me saltan los lagrimones cuando pienso en todo lo que le toca pasar.

-Y Voldy… ¡Voldy ha vuelto con sus monólogos! Pero sin nariz.

-¿Cómo se ordeña a una serpiente?

-Fudge es un cretino. Me recuerda mucho a estos políticos nuestros que hacen como si no pasara nada, que se han tirado años diciendo que todo iba bien. Volviendo a Fudge, menuda cagada la suya con lo del dementor y Barty Crouch Jr.

-Ah, casi lo olvido. Jotaká mete la pata en relación a Hermione y El Profeta. Dice que se subscribe para estar al loro ya que Rita escribe artículos sobre ella y Harry pero en realidad ya se subscribió al diario en el libro anterior, argumentando que quería estar al tanto de lo que ocurre en el mundo mágico. No suelo darme cuenta de estas cosas pero ea.

Y bueno, creo que eso es todo lo que recuerdo que quería comentar. Tengo muchas ganas de empezar el siguiente libro, a pesar de… Sirius :( Irónicamente tengo ganas de leerlo precisamente por la persona que acaba con él. Y porque sé que es el libro en el que empiezo a querer a Neville otro poco más. ¡Y LUNA! Hay tanto bueno en ese libro.... ¡Nos vemos en Hogwarts!



Tags: harry potter, libros, libros:2012, relecturas
Subscribe
  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your IP address will be recorded 

    When you submit the form an invisible reCAPTCHA check will be performed.
    You must follow the Privacy Policy and Google Terms of use.
  • 2 comments