ellektra (ellektra) wrote,
ellektra
ellektra

  • Mood:
  • Music:

14. Título: Las Piedras del Mesías

       Título original: The Messiah Stones

       Autor: Irving Benig

       Nº pág: 284

 

No hay mucho que contar de este libro. Es más o menos corto y no resulta pesado de leer aunque algunos párrafos los leí muy por encima porque a veces la historia se atasca un poco en peroratas filosóficas. De hecho, el libro entero está lleno de reflexiones sobre religión por parte del hombre protagonista, que es el que cuenta la historia en primera persona. Todo sobre que debemos amarnos los unos a los otros y no tener miedo cuando le piden a uno un acto de fe y todas esas cosas tan cristianas. Resulta pesado a veces, la verdad.

 

Bueno, eso y la mujer del protagonista que es la típica Mary Sue pelirroja lista y blah blah blah. Ya he dicho veinte veces que detesto esos topicazos de la chica pelirroja atrevida y lista, igual que el de la rubia putón o el de la morena aburrida.

 

¿Lo mejor del libro? Que se acaba.

 

15. Título: Querido Dexter

      Título original: Dearly Devoted Dexter

      Autor: Jeff Lindsay

      Nº Pág: 316

 

Grata sorpresa, sí, porque en las primerísimas páginas pensaba que podía haberme equivocado al comprarlo pero no, está genial. En libro, Dexter cae mucho mejor que en la serie de televisión (parece imposible, ¿verdad? Pues ocurre) y tiene un sentido del humor más ácido; hasta diría que los crímenes son más crudos, lo que parece difícil, ¿no?, por aquello de que visualmente puede impactar más pero creo que es más crudo en el papel escrito que en la pequeña pantalla.

 

Lo malo es que esta es una segunda parte que va tras una primera titulada “el oscuro pasajero” (juas, casi escribo “el octavo pasajero” XD), y así te acabas espoileando como con el personaje de la LaGuerta, o no entendiendo ciertas cosas como por ejemplo si Debrah sabe lo que Dexter es en realidad o no. Ja, pero lo mejor es lo que le pasa a Doakes. La gente que solía decir que se habían pasado con él en el final de la segunda temporada de la serie no tiene ni idea, en el libro le dejan mucho peor parado, creo yo.

 

Este libro entra en los recomendables, porque es entretenidísimo, engancha un montón y tiene un sentido del humor increíble..




16. Título: Harry Potter y la Orden del Fénix     relectura

Título original: Harry Potter and the Order of the Phoenix

Autora: J.K.Rowling

Nº Pág.: 893

 

Reler la saga de Harry Potter me está sirviendo entre otras cosas para valorar los libros de forma distinta a cómo lo hice cuando los leí en formato doc, puesto que los bajé de Internet la primera vez que los leí. Recuerdo por ejemplo que el quinto libro de la saga fue en su día el que menos me gustó, pero ahora no estoy tan segura, lo veo diferente, con más peso.

 

Hay dos cosas que no han cambiado: la muerte de Sirius me hace llorar cada vez que la leo, y Dumbledore me parece un cabrón de los grandes. Pero no cabrón del tipo Gandalf en ESDLA (cuando hacía tiempo para que Gollum siguiese al grupo, por ejemplo), sino cabrón del tipo “puedo hacer algo y no lo hago porque soy tonto y si no, jodo el argumento” Igual que cuando yo me enfrento a una situación y tengo la opción buena y la mala, que siempre elijo la mala aunque sé que la otra también está ahí.

 

Pobre Harry Potter, es un desgraciado, no se puede tener tan mala suerte. El único que parece que lo ha pasado tan mal como él es Neville Longbottom, con eso de que sus padres están vivos pero no lo reconocen, como un Alzheimer en exceso prematuro. De todos modos, hay que decir que él podría aliviarse al menos una cuarta parte de su sufrimiento con que fuese un poquito menos bocazas, porque solo con callarse un poquito su vida sería mucho más llevadera. Pero no, él tiene que hablar porque es un Potter y creo que si en algo salió a su padre es en eso de no callarse y creer siempre que tiene razón. Al principio del libro se pasa un poquito/bastante con sus amigos, gritándoles todo lo mal que lo ha pasado y que nadie quiera contarle nada. Ron y Hermione se ganan el cielo en ese cachito de la historia, pero a pesar de ello creo que Harry tiene razón, porque es el máximo implicado en el tema y nadie le quiere contar nunca nada por protegerlo como si fuera una damisela en apuros (nunca le perdonaré a Jotaká que le haga quedar como eso) Al final, lo que acaba fastidiándolo todo es justamente eso: el no contarle lo que en el fondo debe saber. Y por supuesto, ¿quién tiene la culpa? ¿La tiene Harry por no hacer caso de Hermione y convencerse de que lo de la “visión” sobre Sirius era una trampa? NO, la culpa de todo la tiene el cabroncete de Dumbledore.

 

Si el único mago capaz de enfrentarse a Voldemort era Dumbledore es solo porque es la única persona igual de jodidamente cabrona como él. Y que no me venga con excusitas del tipo “es que estoy muy mayor para ciertas cosas”, porque seguro que después de darle el sermón a Harry se va corriendo a Chueca a correrse una juerga. Todo ese monólogo de narrar frente a Harry todo aquello por lo que pasó durante los cuatro años anteriores, es como esas veces que Jotaká narra lo acontecido en los libros anteriores cuando empieza el último, o cuando aprovecha una conversación con Colin Creevey para volver a explicar en qué consiste el quidditch en otro de los libros,… ¡de verdad que no hace falta! Pero en el caso de Dumbledore y la Orden del Fénix me sienta todavía peor, porque le confiesa a Harry (al menos así lo veo yo) que si alguien tiene la culpa de algo en todo lo que le pasa a Harry y los que le rodean es él, Dumbledore. O sea, es su guerra contra Voldemort y su arma es Harry. Sí, él es el arma como sospechaban en un momento de la historia los hijos Weasley, y Dumbledore lo maneja a su antojo, como si fuera una pieza de ajedrez y no un ser humano que tiene sus sentimientos y todo lo demás.

 

En cuanto a la profesora Umbridge, creo que resulta tan desagradable y odiosa porque en el fondo todos conocemos a alguien como ella, con esa habilidad para joder y tocar los cojones al personal. ¡Qué cabrona es ella también! Justo cuando Harry y Ron tienen la oportunidad de jugar juntos al quidditch, va ella y le prohíbe jugar a Harry. NO vale. El caso es que, me da la sensación de que es en este libro cuando a Jotaká le da por “igualar” de algún modo a Harry y Ron. Harry ya ganó un campeonato de quidditch (o dos, mi memoria es malísima) con el equipo de Gryffindor, y ahora, en vez de hacer que los dos lo ganen juntos, el que lo gana haciendo un partido fabuloso (que eso sí, no ve ni Dios) es Ron. Porque vamos a ver, no creo que existan 2 mejores amigos que Ron y Harry, y los dos adoran el quidditch, ¿qué le costaba a esa mujer hacer que ganasen juntos el campeonato? Pues no.

 

Hermione. Pff, la marisabidilla de Hermione. Decía Ron en el tercer libro “¿por qué tiene siempre que saberlo todo?” Sí, ¿por qué? POR SUPUESTO, Hermione sabe TODOS los hechizos y TODOS los conjuros, y TODAS las pociones le quedan estupendas y es la más de lo más lo más. Sí hombre, venga ya. Un poquito Mary Sue, ¿no le parece, señora Rowling? Según parece, llegan a estar solos Ron y Harry y se mueren en la página 30 del primer libro, por ejemplo. Tampoco es eso, creo yo. Está claro que, en medio de toda esa situación de discriminación a muggles en la comunidad mágica, a Jotaká le pareció estupendo poner a una nacida muggle que fuera más hábil con la magia que el resto de sus compañeros hijos de brujas y magos. Ya, sí, deja las drogas Jotaká. No era necesario.

 

No odio a Hermione, pero a veces se queda muy cerquita.

 

¡Me olvidaba de Percy “el lameculos”! Pobre señora Weasley. Lo peor que le ha podido pasar a esta señora no es que Percy se vaya de casa con malos modos, ni que le devuelva el jersey por navidad, sino el hecho de tener un hijo tan lameculos. Debe tener una lengua de 2 metros por lo menos, de tanto que se la habrá pasado al señor Fudge o cualquier otro mandamás con el que pueda “progresar” en su carrera profesional o como quiera llamarlo. Esto puede probar una de dos cosas: una es que el Sombrero Seleccionador se equivocó al colocarle en Gryffindor y no en Slytherin, donde se supone que van todos los que tienen una ambición gigantesca; la otra posibilidad es que en Gryffindor no son todos “buenos” ni mucho menos (siempre van de los buenos de la película y eso no está bien)

 

En cuanto a las visiones de Harry, me encantan, disfruto con ellas. Es genial ese punto de conexión que comparten Voldemort y él y es una lástima que Harry no fuese más espabilado para manipular también él a Voldemort. Tanta Oclumancia y tanta tontería, ¡podrían haberle enseñado a adentrarse más en la mente de Voldemort! Y la mejor fue sin duda la que tuvo del señor Weasley, y la cara que ponen los niños Weasley y Hermione cuando se enteran de que Harry no vio todo como espectador sino como participante.

 

Ah, me estuve acordando de los exámenes de Selectividad cuando ellos hacen los suyos para el TIMO (no quiero saber cuál era la versión original en inglés para esto, o para  los EXTASIS)

 

En cuanto al resto de la historia… Una vez que Harry tiene el sueño con Sirius todo va cuesta abajo y sin frenos. Qué despropósito de errores y coincidencias, eso sí que es ser mala. La muerte de Sirius, es que cada vez que la leo es igual de dramática y me entra una llorera leyendo después cómo se siente Harry… pobrecillo, lo culpable que debió de sentirse; ¡haberle destrozado el despacho entero a Dumbledore! ¿No dice que tiene muchas cosas?, ¡pues que las tire por la ventana o las haga desvanecerse y se monta un mercadillo clandestino con sus cosas! Hay que ser más malo, Harry.

 

¡Cagúen…! ¡El espejo de Sirius!, y encima va Harry y lo rompe, ¿es que no sabe que eso trae mala suerte! No sé cómo pudo olvidársele. Ya sé, es de esas cosas que de otro modo te joden el argumento. Yo que sé, también pudo escribir que Kreacher se lo robó o cualquier otra cosa.

 

Para terminar, diré que no estoy de acuerdo con Dumbledore en cuanto a lo de Sirius tratando mal a Kreacher y todo eso. No todos los elfos domésticos son Dobby, y si para Sirius, Kreacher representaba todo lo malo de su familia, no veo por qué tenía que tratarlo mejor porque seguía siendo un imbécil, de todos modos.

 

PD1: Cho Chang, además de tener un nombre feísimo, es tonta.

PD2: Creo que no he dicho que me chiflan esos pequeños guiños que hace Jotaká al Harry/Ginny al final del libro. Me parece que no los vi con tanta claridad la primera vez que lo leí ^_^.


 

 

Tags: harry potter, libros, libros:2009, relecturas
Subscribe
  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your IP address will be recorded 

    When you submit the form an invisible reCAPTCHA check will be performed.
    You must follow the Privacy Policy and Google Terms of use.
  • 0 comments